Mercado de Lubricantes: Facilita el movimiento y reduce el desgaste

Se estima que para este año el mercado de lubricantes mueva alrededor de $400 millones, un 8% más que el año anterior. Este resultado –pese a los reacomodos por las representaciones de importantes marcas- se debe a la alta demanda por parte del sector industrial, la recuperación de la minería, así como por la venta de productos de mayor calidad.

Según la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (SUNAT), en el 2017 el aumento de la demanda de combustibles y lubricantes fue de un 38%. Y para este año, en lo que respecta al volumen, se prevé crecería 3.9%, alcanzando más de 140,000 toneladas.

El gerente comercial de la División de Lubricantes de Lubcom, Walter Aguilar, indicó que este año el mercado ha estado en una etapa de cambios con la salida de una empresa fabricante, así como el ingreso de nuevas distribuidoras. “El retiro de Exxon Mobil en el 2017 ha ocasionado un movimiento importante en el mercado, tal como sucedió con Shell allá por el año 2010 y mucho antes con Texaco. Y estabilizarse puede tomar dos años aproximadamente”.

Asimismo, agregó que debido a los cambios en la representación de algunas marcas, Lubcom pudo capitalizar una buena parte de este mercado. “A partir de febrero tuvimos un crecimiento importante en el tema de lubricantes tanto en el ámbito de la construcción y energía. Esto fue posible debido a que Shell, a través de su macro distribuidor puso condiciones especiales que permitieran ganar gran parte del mercado”.

Por su parte Bruno Maldonado, gerente general de Synthec Solutions señaló que básicamente esta industria está en transformación “algunas empresas en la industria están cambiando su modelo de negocio hacia una macrodistribución, una negociación en búsqueda de flexibilidad y mejora de condiciones operacionales. En general este sector es un negocio estable, por lo que están entrando reconocidas marcas a nivel mundial, haciendo el mercado más competitivo.

A su vez, dijo, la industria local sigue avanzando, no al nivel esperado lo cual no deja de ser positivo para el país.  “Algunos de los proyectos más importantes se están implementando pese a que el Estado está enfrentando algunos escenarios complejos sociales y políticos”.

En tanto Luis Agurto, gerente de operaciones IPESA (empresa que representa las marcas de maquinaria pesada John Deere y Wirtgen Group), comentó que el mercado peruano de lubricantes avizoró un crecimiento de 8% respecto al 2017, por lo que se espera alcanzar unos 400MM de dólares en ventas, “siendo los segmentos de mercado más importante para lograr estas metas el sector minería, agroindustrial, textil y automotriz. En nuestro caso, nuestros lubricantes se encuentran orientados al sector agroindustrial y construcción”.

Pese a que en el 2018 el mercado de maquinaria se ha contraído un 35% en el sector agroindustrial y un 21% en el sector de maquinaria de construcción, “como IPESA nuestro Market Share ha mejorado, permitiendo erosionar el mercado a nuestra competencia y poder incrementar el volumen de venta de repuestos por tercer año consecutivo, y en el segmento lubricantes crecimos un 10%, por tanto somos optimistas que este año nuestro crecimiento no será menor al 15-20%, gracias a una estrategia de posicionamiento y diferenciación, ofreciendo no solo el producto, sino un soporte técnico que acompañe al cliente de forma continua para mejorar la productividad de nuestros clientes”.

Además, proyectó que el 2019, el mercado peruano tendrá una oportunidad de crecimiento en los mercados en los que participa IPESA. “El sector agroindustrial y minería, son los dos más importantes, creemos que el próximo año el crecimiento no debería ser menos de 12-15%”.

MERCADO-LUBRICANTES