Reglas Vibratorias: Compactación óptima de superficies

El uso del concreto y su rápida compactación y nivelación es importante para la continuidad de labores dentro de toda obra constructiva, y es por ello que contar con un equipo que permita obtener buenos resultados en esa labor es importante. Revisemos a continuación a los principales actores que proveen de reglas vibratorias en el mercado nacional.

Al ser dos de los principales materiales de obra de una construcción el cemento y el concreto, su correcto vaciado y posterior alisado es determinante para un acabado fino y vistoso, tan es así que existen equipos destinados para tal fin.

Uno de ellos es la regla vibratoria, equipo que trabaja con un motor que permite la vibración del mismo para nivelar, compactar y eliminar burbujas del concreto de forma rápida, eficiente y con buenos resultados.

Así, esta herramienta de vibrado multifuncional trabaja intensamente en la construcción de pisos y nivelación de losas de concreto con el cual -de acuerdo a determinado uso de regla- se consiguen acabados rústicos o finos, según la necesidad del proyecto.

El diseño compacto y ligero de las reglas vibradoras es especial para abarcar superficies de grandes longitudes, característica que la convierte en una herramienta útil en proyectos a diferentes escalas, fácil de maniobrar y poco complicada de trasladar.

Tipos

Las reglas vibradoras se pueden clasificar en dos grandes tipos, de acuerdo a su objetivo y características diferenciadoras: reglas vibradoras para acabados de superficie, compuesta por una paleta o viga que generalmente es de acero o aluminio, sujeta con un perfil a la unidad vibratoria o motor; y reglas vibradoras reticuladas o modulares, con un diseño de una serie de pesos excéntricos sobre un eje, accionada por un motor en un extremo y apoyada sobre un armazón atado.

Sobre la primera, la paleta o viga que se adjunta a la unidad vibratoria permite que se imparta la vibración adecuada al concreto, y generalmente tienen unas longitudes máximas de 6 metros, por lo que pueden ser accionadas de modo manual.

Cabe precisar que existen modelos de reglas vibradoras con motor eléctrico o a gasolina, los cuales pueden ser elegidos de acuerdo a la potencia y a la autonomía de trabajo requerida.

Por el lado de las reglas reticuladas, donde las unidades atadas pueden extenderse hasta incluso 25 metros, son autopropulsadas y su estructura, por lo general, se compone de acero o aluminio.

Este tipo de reglas vibradoras se usa principalmente para retirar la lechada y las imperfecciones superficiales de la losa de concreto u hormigón. Por sus dimensiones es muy demandada para los proyectos de construcción a gran escala, tales como carreteras, aeropuertos, puentes y plazas.

(El informe completo se encuentra en la edición impresa y virtual de su revista Perú Construye Ed. 55. Regístrate en el Club de Suscriptores y accede a todas nuestras publicaciones).
REGLAS VIBRATORIAS