Precio promedio de metro cuadrado en venta de viviendas se elevó 4.9% en Lima

La demanda por viviendas se viene manteniendo en el año, y con ello, el precio promedio por metro cuadrado se eleva. Según la Asociación de Empresas Inmobiliarias del Perú (ASEI) , esta cifra ha tenido un aumento de 4.9% en el segundo mes del año en relación a su similar del 2018.

Así, el valor promedio es superior a los S/ 5,000.Esto ha sido marcado por la tendencia de Lima centro, Lima moderna y Lima sur, indicó David Vargas, gerente general de ASEI.

En cambio, el ticket promedio reportó un descenso de 8.1%, debido a zonas como Lima top y Lima moderna, mientras que en Lima centro, Lima sur (específicamente Chorrillos) se ha dado un incremento.Con ello, el ticket promedio de venta bordea los S/ 400 mil.

Absorción y oferta

Pero aunque se haya reducido el ticket promedio, este monto sigue ligado al segmento socioeconómico que más demanda una vivienda.

Así, el NSE predominante fue el B2, con el 42.3% de participación en las ventas, mientras que el B1 le siguió con el 21.3%.

Al respecto, Vargas precisó que la mayor cantidad de stock se ubica en estos momentos en Lima moderna y Lima centro, demandado por el segmento B .Cabe precisar que a nivel de oferta, el B2 capta el 39.7%, mientras que el B1 se lleva el 24.8%.

“El desarrollador inmobiliario genera oferta mayor donde hay mayor concentración de la demanda”, acotó.

Si bien es cierto, continuó Vargas, la zona es importante al momento de elegir una vivienda, el metraje juega un papel más importante.

“En algunos casos hay quienes acceden a un crédito y compran lo que quieren y pueden decidir el metraje, pero la gran mayoría no lo decide sino que adquiere lo que el crédito le permite, por eso es importante que las municipalidades permitan metrajes bajos”, refirió Vargas.

En efecto, las cifras reflejan que los espacios entre 60 m2 a 80 m2 fueron las áreas más vendidas en el segundo mes del año en Lima top y Lima moderna; es así que el 85% de las preferencias en metrajes se concentran en los rangos de 40 m2 a 100 m2 (ver gráfico).

Otro aspecto que destacó Vargas, es que a nivel de oferta disponible, esta se redujo en 13.6%, debido a varios factores; uno la velocidad en ventas, y el otro que los proyectos están ingresando con menos unidades. “Por ejemplo, antes eran 300 departamentos, ahora son 290”, comentó el ejecutivo.

Para Vargas, esta cifra es saludable para el sector inmobiliario, pues muestra que la colocación está avanzando y se puede llegar a los niveles del año 2012.

*foto referencial

(BQO)