La Libertad: continúan actividades de prevención en río Chicama

Los trabajos de protección en la margen izquierda del río Chicama, en el sector Piedra Molino – Atahualpa, región La Libertad, no solo avanzan con celeridad a favor de la población rural de esta zona, sino también han generado puestos de trabajo para los agricultores quienes vienen dinamizando su economía.

Ello gracias a las diferentes funciones que desarrollan en estas actividades preventivas ejecutadas por Agro Rural del Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri).

Con 4 excavadoras, 8 volquetes y 2 tractores se vienen efectuando las labores para mitigar los impactos negativos que dañen la infraestructura de riego y eviten las masivas pérdidas de producción agrícola que pueda generar una inminente inundación en este sector.

Los trabajos de restitución y enrocamiento en los tramos de los diques erosionados se desarrollan en 1.75 kilómetros de la margen izquierda del río Chicama, lo que evitará la pérdida de 1,200 hectáreas de cultivos como el maíz amarillo duro y la caña de azúcar.

“Hicimos en tiempo récord nuestras fichas y las presentamos a Agro Rural, hemos tenido respuesta rápida y ya se han empezado los trabajos. Me parece muy bien la intervención del Estado, ya que estamos en un decreto de emergencia y se debe al actual momento, nosotros como Junta de Usuarios hemos propuesto y las entidades como Agro Rural ejecutan”, puntualizó Jorge Alva Moya, presidente de la Junta de Usuarios de Agua del Sector Hidráulico Menor Chicama.

Añadió que se ha actuado de manera inmediata y los agricultores serán protegidos con estos trabajos.

Estas acciones ejecutadas por el sector Agricultura vienen generado también puestos de trabajo para la población, tanto del sector Piedra Molino como de la misma región, quienes son parte de las labores diarias que desarrolla la empresa contratista Sol y Mar E.I.R.L.

“Estamos en temporadas en donde el caudal aumenta, por lo que es necesario hacer estas actividades de contingencia para que no ocurra lo que pasó en años anteriores. Nos sentimos apoyados ya que tenemos un puesto laboral para poder dar un sustento a nuestras familias”, refirió Milagros Cortés, pobladora trujillana y controladora de maquinarias.

*foto referencial

(BQO)