Drywall: el sistema de construcción resistente a los sismos

La tendencia por el uso del sistema drywall ha ido ganando popularidad en los últimos años en nuestro país, por ser una alternativa para trabajos de ampliaciones y remodelaciones, debido al ahorro de tiempo, facilidad para incorporarse en construcciones con otros sistemas, versatilidad y resistencia. Se trata de un sistema compuesto por perfiles metálicos unidos por tornillos y revestidos por placas de fibrocemento, que se instala de manera limpia y rápida.

De acuerdo a Jaime Coronel, arquitecto de Eternit, este sistema garantiza viviendas más seguras, gracias a sus componentes que lo convierten en un material liviano, resistente al fuego, térmico, acústico y sismo resistente. “El sistema drywall es muy popular en todo el mundo, porque alcanza elevados estándares de calidad y cumple las exigencias normativas. Este material es utilizado en países altamente sísmicos como Japón y Chile, debido a su comprobada resistencia”, explicó.

El sistema drywall representa uno de los tipos de construcción más seguros en caso de sismos debido a que se trata de una estructura sumamente versátil y flexible, compuesta por perfiles metálicos o de madera, con placas de yeso o fibrocemento atornilladas, lo cual lo convierte en un sistema ideal para edificaciones antisísmicas.

Según el experto, los principales beneficios y características que hacen al drywall ideal para las construcciones en un país sísmico como el nuestro, son las siguientes:

1. Flexible: A diferencia del ladrillo y cemento, este material no es rígido, por lo que se mueve con el sismo y luego vuelve a su posición original sin desplomarse.

2. Firme: Los diferentes componentes de este sistema son perfectamente adaptables, lo que les permite moverse, en caso de sismos, sin debilitar su estructura o perjudicar su firmeza.

3. Liviano: El sistema pesa 10 veces menos que una construcción tradicional, es decir, 30 Kg/m2 vs. 300 kg/m2 que representa el ladrillo. Ante un sismo, se calcula la masa desplazada, es decir, a mayor masa, mayores riesgos. De igual forma, el riesgo de un posible desplome del muro y daños personales se minimizan.

Cabe resaltar que, en nuestra ciudad son varias las obras de gran envergadura que han utilizado el sistema Drywall para su construcción, entre ellas se destacan el Centro Comercial Jockey Plaza, Hotel Westin, la torre de Interbank, la cadena de centros comerciales Real Plaza, entre otros.

Finalmente, Coronel explica que, considerando que somos un país sísmico, la mejor alternativa es trabajar con sistemas flexibles en lugar de sistemas rígidos, que pueden colapsar fácilmente. “Un muro de ladrillo está diseñado para soportar resistencia a la carga vertical, pero no para tolerar esfuerzos transversales, por lo cual, ante un sismo, tiene un mayor riesgo de colapsar”, concluyó el arquitecto.

*foto cortesía