Capeco: Modelo de negocios en tema agua y saneamiento es insostenible

El presidente de Capeco, arquitecto Enrique Espinosa indicó que lo ocurrido en San Juan de Lurigancho, por la rotura del colector Canto Grande, es el resultado de la falta de presupuesto para la operación y mantenimiento adecuado de las redes.

Asimismo refirió que resulta curioso que hasta el momento no haya responsables políticos. “Esto es un problema de políticas y el responsable es el ministro de Vivienda y el presidente de Sedapal, pero ninguno quiere asumir la responsabilidad que les toca”.´

Además comentó que lo de San Juan de Lurigancho es solo una señal, debido a que hay una serie de colectores en Lima que tiene una antigüedad excesiva sin hacerse mantenimiento, por lo que se corre el riesgo de que esto pueda ocurrir en otro lado.

Sinceramiento en la tarifa

Por su parte el ingeniero Guido Valdivia, director ejecutivo de Capeco, indicó que el verdadero problema que ha llevado a esta situación a los pobladores de San Juan de Lurigancho es la insostenibilidad de su modelo de infraestructura de agua y saneamiento que se maneja. “Las tarifas de agua y desagüe solo cubren el 30 por ciento de las necesidades  de reinversión, esto sugeriría que las tarifas deberían duplicarse para ser solventes a estas empresas”.

Refirió que se debe buscar un sinceramiento de tarifas porque es insostenible que se paguen esos montos. “Naturalmente hay gente que se verá afectada y lo que proponemos es un subsidio directo para ellos, que va a ser menor que la inversión que del subsidio discriminado que se da en este momento, en donde se presupuesta 4 mil millones de soles en obras de agua y desagüe, y el 90% de esto no se devuelve”.

Asimismo comentó que proponen la creación de un fondo de inversión con un 5% del presupuesto para que se pueda darse agua a proyectos que tengan componentes de vivienda social formal, “porque está demostrado que cuesta entre 3 y 9 veces menos darle agua a un proyecto de este tipo de soluciones habitacionales que dárselo a uno informal. Nunca vamos a cerrar la brecha de agua y desagüe si seguimos con el modelo de expansión y vivienda informal”.

Finalmente indicó que se busca de Alianzas Público Privadas para poder desarrollar proyectos de infraestructura en zonas con potencial inmobiliario. “En San Isidro, en los 90’s, se hizo un gran proyecto de renovación de redes que hasta ahora provee servicios a este distrito, convirtiéndose en una de las zonas mejor abastecidas de agua, debido a la participación del sector privado. Y este es un modelo que debemos de implementar”.