Bypass de Av. Venezuela podrá culminar con cesión de terreno de 9,500 m² de la UNMSM

La Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM) está dispuesta a ceder 9,500 metros cuadrados de su terreno para culminar las obras viales en las avenidas Universitaria y Germán Amézaga, y el intercambio vial de la avenida Venezuela.

Así lo aseguró el rector de la UNMSM, Orestes Cachay Boza, al precisar que la culminación de estas obras permitirá a la Decana de América contar, finalmente, con el cerco perimétrico de su campus, tras once años de tratativas infructuosas con la Municipalidad de Lima.

En el programa “Andina al Día” de Andina Canal Online, el rector adelantó que este viernes se reunirá con el alcalde de Lima, Jorge Muñoz, para encontrar una solución definitiva a este problema.

“Son once años de inseguridad”, enfatizó Cachay, antes de explicar que el estatuto de San Marcos lo obliga a culminar las gestiones para la restitución del cerco perimétrico de la Ciudad Universitaria.

LEER TAMBIÉN: UNMSM y Municipalidad de Lima inician diálogo para concluir by pass de Av. Venezuela

“Este viernes tenemos una reunión con el alcalde de Lima a efectos de definir el trazo final de este cerco”, anotó.

El cerco perimétrico de San Marcos fue derribado hace más de una década cuando se ejecutaban trabajos para el asfaltado de la avenida Universitaria y el paso a desnivel de la avenida Venezuela.

Con ese proyecto se buscaba acelerar el transporte entre Lima y el Callao y entre los distritos de Lima Norte y la zona de San Miguel; sin embargo, quedó inconcluso por la negativa de la universidad a ceder terrenos de su campus.

“En la gestión de Luis Castañeda se intentó ejecutar un proyecto que afectaba a San Marcos en 28,000 metros cuadrados: era una ‘oreja’ vial innecesaria que ingresaba hasta la mitad de San Marcos, pero desde el inicio la universidad no la aceptó”.

Años después, en el segundo mandato de Castañeda, hablamos cordialmente con él y le pedimos una solución, relató el rector. “Él insistió con la propuesta inicial y le dijimos: La oreja no va”.

Asamblea Universitaria

En la actualidad, la propuesta sanmarquina se alinea con las normas que establecen que, para obras urbanas en beneficio de la comunidad, procede la expropiación.

“Entonces, San Marcos tiene que ceder terreno para construir en la avenida Amézaga una salida hacia la futura estación de la Línea 2 del Tren Eléctrico y para habilitar tres carriles adicionales en la avenida Universitaria, en el sentido norte-sur”, detalló.

Además, en la avenida Venezuela se necesitan dos pistas auxiliares para facilitar el flujo de vehículos hacia el norte y el sur de la ciudad, todo lo cual implica la cesión de 9,500 metros cuadrados del campus sanmarquino.

“Uno de los primeros pasos es llegar a un acuerdo –entre San Marcos, la Autoridad Autónoma del Tren Eléctrico y la Municipalidad de Lima– con el fin de garantizar que existe voluntad política para solucionar este problema”, añadió.

Cachay reconoció, sin embargo, que esta es una propuesta de su administración que necesita la aprobación del Consejo Universitario y la Asamblea Universitaria de San Marcos. “Estamos en tratativas, no he firmado ningún documento, pero esto tiene que resolverse”, comentó el rector.

De lograrse este acuerdo, la siguiente etapa será la reconstrucción del cerco perimétrico de la Ciudad Universitaria, obra cuyo costo asciende a 8 millones de soles.

“Es una obra que hará la municipalidad, ellos tienen que reponer el cerco”, dijo el rector. “Pienso que, si hay voluntad política, el próximo año debería estar culminado el cerco perimétrico”.