Beneficio financiero RERAIGV generó compromisos de inversión por US$ 43,000 millones en últimos 12 años

ProInversión organizó el evento informativo Mecanismos de facilitación de la inversión privada, con el objetivo de dar a conocer las ventajas y beneficios que ofrece el país para incentivar la inversión privada e impulsar el crecimiento económico.

Entre los principales incentivos que facilitan la inversión privada, que son promovidos por ProInversión, están: las Asociaciones Público – Privadas (APP) y Proyectos en Activos; Convenios de Estabilidad Jurídica; Recuperación Anticipada del IGV; y el Reintegro Tributario.

“En un contexto en que el gobierno está ad portas de dar a conocer su Plan Nacional de Infraestructura, enfocándose en elevar la competitividad y crecimiento potencial de la economía, consideramos oportuno recordarles el marco legal y económico favorable que ofrece el Perú para la inversión privada”, resaltó el director ejecutivo de ProInversión, Alberto Ñecco.

Destacó que los mecanismos que incentivan la inversión privada han jugado un papel trascendental en beneficio del país, en especial el Régimen de Recuperación Anticipada del IGV (RERAIGV), que es un beneficio financiero, utilizado en compromisos de inversión por más de US$ 43 mil millones en los últimos 12 años (2007 – 2018); de los cuales el 77% (más de US$ 33 mil millones) se deriva de concesiones, proyectos de APP y Proyectos en Activos.

Cabe precisar que el RERAIGV es un beneficio financiero que consiste en la devolución del IGV que gravó las importaciones y/o adquisiciones de bienes, servicios y contratos de construcción, que se utilicen directamente en el proyecto, siempre que se encuentre en una etapa preoperativa mayor a 24 meses y con un monto mínimo de inversión de US$ 5 millones (excepto el sector agrícola, donde no hay monto mínimo). En ese sentido, otorga liquidez en la etapa preoperativa con impacto significativo en la rentabilidad del proyecto; y no afecta la recaudación fiscal.

“El RERAIGV no solo incentiva la inversión sectorial general sino, además, brinda un beneficio financiero a los proyectos de infraestructura en el país. El objetivo es convertir al país en un destino competitivo para atraer nuevas inversiones, agilizar la reinversión de flujos de capitales y promover el desarrollo”, precisó César Martín Peñaranda, Director de Servicios al Inversionista de ProInversión.