Aire limpio para espacios de trabajos confinados

El ventilador se ha convertido en una herramienta indispensable para las labores en espacios confinados como la construcción de un túnel vial o minero. Éste garantiza una adecuada circulación de aire fresco para proteger la salud de los trabajadores, disipando o extrayendo los gases tóxicos que puedan generarse por el uso de las máquinas usadas para abrir los frentes de trabajo.

Por el lado del funcionamiento de los ventiladores, existen los equipos que trabajan en forma aspirante y de manera soplante. En el primer caso el ventilador succiona el aire del interior y lo expulsa, mientras que en el segundo impulsa el aire al interior de la galería u operación.

La ventilación en minas subterráneas debe cumplir con los siguientes objetivos: Suministrar el oxígeno para la respiración de las personas en la operación; Evitar la formación de mezclas explosivas; Reducir la temperatura; Proporcionar el volumen de aire para los equipos diesel e instalaciones subterráneas; y Diluir y extraer los gases tóxicos y polvo en suspensión.

Con los ventiladores axiales el aire ingresa a lo largo del eje del motor, y luego de pasar a través de las aletas del impulsor, o hélice, es cargado en dirección central. El flujo de aire es más alto y varía entre los 70% y 80% de eficiencia. Vale decir que son más versátiles y económicos.

Este ventilador suele utilizarse en lugares que necesiten un alto caudal de aire a una baja presión estática. Al tener un consumo bajo de energía y estar diseñados para sistemas de baja presión, son perfectos para desplazar grandes volúmenes de aire en lugares que requieren de aplicaciones de extracción o enfriamiento sin necesidad de algún ducto.

En base al volumen de los gases nocivos emitidos, se adecua el volumen de aire limpio y fresco necesarios. Existen diferencias entre la ventilación en fase de construcción y de explotación, pues en la primera se emiten más contaminantes, principalmente en la zona del frente de avance. Cabe indicar que durante este proceso sólo se tiene una entrada, por lo que la ventilación debe conseguirse asegurando la circulación desde la entrada hasta el frente de avance.

Uno de los factores importantes para su funcionamiento es su unión con las mangas, el cual permite velozmente proveer de aire limpio.

En la actualidad el uso de mangas en el sistema de ventilación -y los ventiladores propiamente dicho- se encuentran normados. Nuestras autoridades supervisan cada cierto tiempo dicho sistema, debido a la vital importancia que tienen para los operadores que, deben estar provistos de aire puro en las operaciones o galerías.

Vale mencionar que el artículo 236 del Decreto Supremo 55-2010-EM establece que el titular minero deberá dotar de aire limpio a las labores de trabajo de acuerdo a las necesidades del trabajador, de los equipos y para evacuar los gases, humos y polvo suspendido que pudieran afectar la salud del trabajador.

La misma constituye que en ningún caso la velocidad del aire será menor de 20 metros por minuto ni superior a 250 metros por minuto en las labores de explotación, incluido el desarrollo, preparación y en todo lugar donde haya personal trabajando.

Cuando la obra subterránea presenta una gran longitud, es práctica frecuente la utilización de dos o más ventiladores instalados en serie. Con esta disposición se racionaliza la utilización, añadiendo ventiladores a medida que avanza el frente hasta la instalación final para el último tramo de obra.

Para conocer con mayor detalle cómo es que funciona este sistema, considerado de vital importancia en trabajos de excavación de túneles entrevistamos a tres empresas que proveen los ventiladores y las mangas en el mercado peruano.

ventilación