Acondicionan 918 “casitas calientes” con una inversión de S/15.2 millones en Cusco para afrontar heladas

El Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (Midis), por medio del proyecto Mi Abrigo de Foncodes, acondicionará 918 “casitas calientes” en la región Cusco, para mejorar la calidad de vida de las familias que deben soportar temperaturas de 10 grados bajo cero en las madrugadas de invierno.

Con la acción, que forma parte del Plan Multisectorial contra Heladas y Friaje 2019-2021, se beneficiarán habitantes de las provincias cusqueñas de Calca, Canchis, Paruro, Acomayo, Cusco, Urubamba, Espinar y Quispicanchi.

Las mejoras en las viviendas representan una inversión de 15.2 millones de soles, monto que incluye la compra de materiales (madera, cemento, pintura, paneles de policarbonato) y la contratación de mano de obra calificada y no calificada. Los trabajos están a cargo del núcleo ejecutor, que representa un modelo de participación comunitaria.

Además de Cusco se ejecutarán obras para el mejoramiento de viviendas en comunidades altoandinas de otras once regiones: Apurímac (540 casitas calientes), Arequipa (170), Ayacucho (166), Huancavelica (463), Huánuco (32), Ayacucho (102), Lima (66), Junín (154), Moquegua (211), Pasco (348), Puno (810) y Tacna (75).

Tecnología que calienta

Las casas de las familias que viven en zonas altoandinas son mejoradas con la instalación de un muro trombe, que almacena energía solar y conserva el calor.

Esta tecnología incluye el acondicionamiento con el piso de madera machimbrada, doble puerta y cielo raso, lo cual permite elevar la temperatura entre un 50 % y un 75 % al interior del hogar.

Las denominadas “casitas calientes” evitan la fuga del calor y además son antisísmicas. Esto hace que las familias ya no estén expuestas a los efectos de las heladas, como ocurría en años anteriores.

Con esta tecnología, desarrollada por la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) y ejecutada por el Midis, por medio de Foncodes, la vida de las familias de las zonas altoandinas está mejorando.

Así, el riesgo de que los niños y las niñas contraigan infecciones respiratorias agudas por el frío ha disminuido, y ahora duermen más abrigados.

Foncodes, con el proyecto Mi Abrigo, interviene en zonas de riesgo alto y muy alto riesgo identificados por el Centro Nacional de Estimación, Prevención y Reducción del Riesgo de Desastres (Cenepred).