Economía peruana se recupera aceleradamente y será uno de los líderes en la región

Economía peruana

Los indicadores adelantados de la economía y las expectativas de los agentes económicos continúan mejorando, lo que hace prever un mejor desempeño de la economía para los próximos meses.

El Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) prevé que la economía peruana crecerá 2,5% al cierre del presente año, sostenida por la mayor oferta primaria -que favorecerá las exportaciones-, la reactivación de los sectores asociados a turismo, y la resiliencia de la demanda interna, en un entorno de disipación de la conflictividad social, y la implementación de las medidas del Gobierno para reactivar la economía en el marco del Plan Con Punche Perú y para la atención de la emergencia climática.

En el marco de la presentación del Informe de Actualización de Proyecciones Macroeconómicas 2023-2026 (IAPM), el ministro de Economía y Finanzas, Alex Contreras Miranda explicó que, a pesar de los choques adversos registrados en el 1T2023 (las protestas sociales y fenómenos climatológicos como el ciclón Yaku y el fenómeno El Niño), la economía peruana continuará con su proceso de recuperación en un contexto de mejora progresiva de la confianza de los agentes económicos. 

Así, a partir del 2T2023, el PBI se recuperaría, lo cual se viene reflejando en los resultados positivos de los indicadores adelantados de la actividad económica. Por ejemplo, La producción de electricidad, indicador altamente correlacionado con el PBI, creció 9,1% al 24 de abril, 8,2% en marzo y 4,8% en febrero (ene-23: 4,0%).

En esa misma línea, todos los indicadores de expectativas a 12 meses se mantuvieron en el tramo optimista, y los indicadores que mejoraron y retornaron al tramo optimista han sido las expectativas a 3 meses de la situación de su empresa (de 48 puntos en febrero a 50 puntos en marzo) y demanda de sus productos (de 49 puntos en febrero a 52 puntos en marzo). 

Se prevé que la economía continúe en al senda de recuperación, lo cual se refleja en indicadores positivos como el crecimiento de la producción de electricidad. En los últimos meses, este indicador ha crecido un 9,1% en abril, un 8,2% en marzo y un 4,8% en febrero, en comparación con el mismo período del año anterior. Además, se espera que las expectativas a largo plazo se mantengan optimistas y que las expectativas a corto plazo mejoren significativamente.

El ministro manifestó “Queremos asegurar esa tendencia de recuperación en los siguientes meses, que esta se consolide. Tomamos medidas para enfrentar el shock generado producto de los conflictos sociales y la emergencia por las intensas lluvias, y, en el marco de la delegación de facultades delegadas, se darán disposiciones para reactivar la inversión privada y seguir impulsando la inversión pública, esenciales para sostener el crecimiento y generar empleo en el país”, aseveró.

En este contexto, desde el Gobierno ha continuado impulsando medidas en el marco del plan Con Punche Perú y medidas para la atención a la emergencia climática. Así, el Gobierno avanza en al ejecución del plan Con Punche Perú. Este plan se enfoca en reactivar la economía a nivel regional y sectorial, y presta atención especial a las personas más vulnerables, especialmente en las zonas con conflictos sociales.

Como parte de este plan, se lanzó el Plan Con Punche Productivo en enero de 2023, con el objetivo de fortalecer a las micro y pequeñas empresas (MYPEs). Posteriormente, se lanzaron el Plan Con Punche Perú Turismo en febrero de 2023 y el Plan Con Punche Perú Agro en marzo de 2023, con el mismo objetivo de fortalecer estos sectores económicos. Además, se anunció el Plan Con Punche Perú Atención a la Emergencia en marzo de 2023, que busca contrarrestar los efectos negativos de los desastres naturales sobre la población y la economía del país.

“A pesar del ajuste a la baja de la proyección de crecimiento para 2023 (de 3,5% en el MMM a 2,5%), Perú será una de las economías líderes de la región”, destacó el ministro de economía.

Para el periodo 2024-2026, el PBI alcanzaría una tasa de crecimiento promedio de 3,3%, explicado, principalmente, por la recuperación de la demanda interna asociada a la ejecución de grandes proyectos de inversión, mayor oferta primaria, principalmente, de productos mineros, en un escenario de recuperación de la demanda externa, y promoción de medidas para fomentar la competitividad de la economía y el desarrollo de nuevos motores, que serán factores clave en el crecimiento de corto y mediano plazo.

Por ejemplo, se continuará impulsando sectores consolidados y el desarrollo de nuevos motores de crecimiento a través de las mesas ejecutivas. Las últimas mesas ejecutivas creadas fueron las mesas de Desarrollo del Sector Agroindustrial de Exportación y la mesa de Desarrollo de la Industria Naval. Cabe destacar que la industria naval genera dinamismo y encadenamientos productivos, en especial en las zonas cercanas al desarrollo del proyecto, debido a que estimula el comercio y transporte de mercancías y otros insumos.