Martillos hidráulicos y neumáticos

Martillos

Para crear agujeros de grandes dimensiones o hacer demoliciones en determinadas construcciones, se requieren de equipos como los martillos hidráulicos que, gracias a su gran versatilidad y fuerza, logran romper con facilidad rocas, escorias o cualquier otro obstáculo que pueda aparecer en la obra.

El martillo hidráulico consta de una unidad de martillo, una carcasa equipada con sistemas de amortiguación de golpes y vibraciones y, una herramienta (punta de “moil” o “cincel”). Este equipo es ampliamente utilizado en trabajos de demolición y excavación, ya que fue diseñado para romper rocas y bloques de hormigón de diferente dureza, hacer rotura de cimientos y, realizar labores de zanjeo en terrenos difíciles.

En el mercado de la construcción, existe una variedad de modelos que se diferencian por su envergadura, aplicación, tamaños y requisitos técnicos, los cuales los hacen más específicos para una u otra labor. Así se tienen a los martillos hidráulicos pequeños, medianos y grandes.

Los pequeños son empleados, principalmente, para trabajos de excavación, obras viales, demoliciones en áreas residenciales y renovación de edificios. Los medianos, por ejemplo, se usan para la demolición de edificios, eliminación de montañas rocosas, excavaciones en áreas urbanas y rupturas secundarias en canteras; mientras que los grandes son utilizados para las demoliciones profundas, excavación primaria en canteras y de cimientos y, túneles ferroviarios.

Cabe destacar que los martillos hidráulicos se accionan mediante un líquido especial denominado “fluido hidráulico”, que circula por la máquina a presiones muy elevadas. Este aparato de grandes dimensiones suele ir acoplado a otros equipos como una excavadora o minicargador. 

Su funcionamiento es similar al de un martillo neumático, pero se usan en superficies mayores y más complicadas y, al ser un tipo de maquinaria pesada, el operario que lo maneje debe tener todos los conocimientos técnicos. Además, es necesario lubricar constantemente el martillo para reducir el desgaste de los componentes y mantenerlo limpio por dentro.

Lea el informe completo en nuestra edición 81 de Perú Construye