Entre 2018 y 2022 “Operación Alcantarillado” limpió más de 7600 kilómetros de desagües

En el año que culminó, la Estrategia Nacional de Limpieza de Colectores, promovida por el Otass, intervino más de 1900 km de redes de alcantarillado en articulación con 34 EPS.

La Estrategia Nacional de Limpieza de Colectores “Operación Alcantarillado”, promovida por el Organismo Técnico de la Administración de los Servicios de Saneamiento (Otass) realizó la limpieza preventiva de 7606.50 kilómetros de tuberías y buzones de desagüe a nivel nacional desde que inició su ejecución en julio del 2018 hasta la fecha.

En el 2022, la estrategia limpió 1916.77 km de redes de alcantarillado gracias al trabajo articulado con 34 empresas prestadoras de servicios de saneamiento (EPS) en 21 regiones del país, mediante una labor mancomunada entre profesionales y técnicos del Otass y de las empresas prestadoras.

Hay que destacar que “Operación Alcantarillado” contribuye a lograr una gestión eficiente y sostenible de las EPS, a través de la limpieza y el mantenimiento preventivo de las redes y colectores en las ciudades del interior del país, lo cual tiene un impacto positivo directo en la mejora de la calidad de vida de millones de peruanas y peruanos.

La estrategia se desarrolla fundamentalmente con el uso de 25 modernos hidrojets que, en los últimos meses, cumplieron con la limpieza de tuberías y atención de emergencias operativas ocasionadas por fenómenos naturales o el mal uso de la red de alcantarillado por parte de los usuarios de distintas localidades.

En el 2022, la mayor cobertura de la estrategia se dio en los ámbitos de Epsel (Lambayeque) con 278.23 km de tubería intervenidos, Grau (Piura) con 146.22 km, Sedalib (La Libertad) con 133.36 km, Agua Tumbes con 108.92 km y Seda Chimbote (Áncash) con 92.96 km. Además, se ejecutó en las regiones de Ica, Lima Provincias, Cajamarca, Ayacucho, Moquegua, Arequipa, San Martín, Loreto, Ucayali, Cusco, Madre de Dios, Amazonas, Huánuco, Pasco, Junín y Puno.

“Operación Alcantarillado” disminuye la ocurrencia de atoros y aniegos, lo cual ayuda a tener ciudades saludables y contribuye a mantener adecuadas condiciones ambientales para la población. En su primera etapa, llevada a cabo entre julio del 2018 y abril del 2019, realizó la limpieza preventiva de 1554.95 km de redes de desagüe. En la segunda etapa, de mayo del 2019 a marzo del 2020, intervino 2162.04 km; en la tercera fase, entre julio del 2020 y abril del 2021, cubrió 1185.38 km; en la cuarta fase, de mayo del 2021 a marzo del 2022, limpió 1236.65 km; y en la quinta etapa, ejecutada entre mayo y noviembre del 2022, intervino 1467.48 km de desagües.