Nueva Av. Arq. Fernando Belaúnde Terry – Pasamayito

Tras prácticamente un año de construcción hoy es una realidad la nueva Av. Arq. Fernando Belaúnde Terry, más conocida como Pasamayito. Esta importante obra vial permitirá a los pobladores desplazarse de Comas a San Juan de Lurigancho (o viceversa) en tan solo 30 minutos.

Esta infraestructura, que demandó una inversión estimada de S/ 60 millones, inició obras en noviembre del 2021. De acuerdo con el expediente técnico del proyecto de “Mejoramiento de la Infraestructura Vial de la Prolongación de la Avenida Revolución (Pasamayito), tramo Calle Julio C. Tello – Av. Miguel Grau en los distritos de Comas y San Juan de Lurigancho», dicha construcción hoy beneficiará a más de un millón de ciudadanos.

La nueva pista que une Comas y San Juan de Lurigancho cuenta con carriles de ida y vuelta de 3.3 m de ancho. Además, se ha realizado 35,847 m2 de veredas de concreto, 5,783 m3 de muros de contención y 2,780 m2 de áreas verdes. También dispone de paraderos, rampas, sardineles, camellones, 1,250 tachas, 217 señales verticales, y se ha efectuado el pintado de la señalización horizontal sobre un espacio de 21,038 m2.

Cabe recordar que, anteriormente movilizarse de Comas a San Juan de Lurigancho (o viceversa) por la ruta habitual -que pasaba por el centro de la ciudad- tomaba casi 3 horas. Con esta nueva obra -ejecutada por EMAPE- más vecinos de ambos distritos tendrán la posibilidad de acceder a centros de salud y empleos en otras partes de la ciudad, debido a la generación de un mayor intercambio comercial entre las zonas norte y este de la capital.

Detalles de la construcción

Para hacer realidad este proyecto se realizaron trabajos de perforación y voladura con el objetivo de abrir camino a esta importante ruta de 9 kilómetros. Las labores se desarrollaron en diferentes zonas como la de Villa Los Montes, en San Antonio de Huarochirí (San Juan de Lurigancho).

Cabe indicar que las acciones de detonación controlada estuvieron a cargo de ingenieros de mina y civiles, y personal permanente. Todos ellos, además de contar con sus equipos de protección personal,
cumplieron un estricto protocolo de bioseguridad.

Para los trabajos de perforación y voladura se usaron una perforadora Track Drill y dos compresoras; además, equipos para carga pesada, como volquetes, excavadoras, cargadores frontales, retroexcavadoras, rodillos compactadores, minicargadores y motoniveladoras. También se emplearon martillos hidráulicos, a fin de demoler las rocas hasta resquebrajarlas, para ser fácilmente eliminadas.

Lea el informe completo en nuestra edición 80 de Perú Construye