Cofopri entregó más de 2,100 títulos de propiedad gratuitos en Lambayeque

Cofopri

Más de 7,700 pobladores de Chiclayo, Lambayeque y Ferreñafe se beneficiarán con 2,088 títulos de viviendas.

El Organismo de Formalización de la Propiedad Informal (Cofopri), entidad adscrita al Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, entregó un total de 2,117 títulos de propiedad gratuitos a familias e instituciones públicas de la región Lambayeque.

Las familias de las provincias de Chiclayo, Lambayeque y Ferreñafe recibieron 2,088 títulos de viviendas que beneficiarán directamente a más de 7,700 pobladores de asentamientos humanos y centros poblados.

Además, se otorgaron 29 títulos de equipamiento urbano a favor de municipalidades distritales y provinciales, entre las cuales destacan 12 para comercio, 7 para parques y jardines, 2 para servicios comunales, 1 para parroquia o iglesia y 7 para diversos usos.

Durante el acto protocolar, el director ejecutivo de Cofopri, Hubert Quisocala Ramos, resaltó que la Oficina Zonal Lambayeque ha entregado desde 1999 más de 150,000 títulos de propiedad en beneficio de las familias que obtuvieron crecimiento económico y social para mejorar su calidad de vida en la región.

Manifestó también que su gestión “tendrá una presencia fuerte de Cofopri junto al pueblo y que para ello se trabajará con las municipalidades y se presentará resultados durante los primeros 100 días de los gobiernos locales”.

Entrega de títulos de propiedad

En el evento protocolar se otorgó 1,408 títulos de propiedad para la provincia de Lambayeque, de los cuales 1,399 son para vivienda y 9 para equipamiento urbano. Para la provincia de Chiclayo se dieron 697 títulos de propiedad, de los cuales 679 son para vivienda y 18 para equipamiento urbano.

El acto protocolar contó también con la participación del alcalde provincial de Chiclayo, Marcos Gasco Arrobas; el representante de la municipalidad provincial de Lambayeque, José Flores Lineo, así como familias beneficiarias.

Las familias que recibieron el título de propiedad se convirtieron en propietarios del lote donde viven y pueden así mejorar su calidad de vida accediendo a los beneficios que trae la formalización predial como la seguridad jurídica, el acceso al programa Techo Propio para construir o mejorar su vivienda, así como a préstamos hipotecarios en el sistema financiero.



Mientras que la formalización de lotes para equipamiento urbano permite a los gobiernos locales gestionar el financiamiento que se requiere para construir o mejorar la infraestructura de dichos espacios públicos para beneficio de la población.