Las soluciones y tecnologías digitales garantizan la sostenibilidad del tratamiento de minerales

Las soluciones y tecnologías digitales garantizan la sostenibilidad del tratamiento de minerales

La empresa invierte mucho en I+D para ofrecer innovaciones ecoeficientes

La sociedad en su conjunto está cada vez más preocupada e interesada en las acciones efectivas y las contribuciones empresariales que implican la sostenibilidad. La reducción del impacto en el medio ambiente ha sido parte de la estrategia de la mayoría de las industrias, especialmente las vinculadas a la minería, un sector que tiene muchos puntos sensibles en relación con el tema.

Asegurar soluciones y tecnologías de procesamiento de minerales que puedan promover una mayor eficiencia en el sector, garantizando el desarrollo sostenible, es un pilar fundamental de la actuación de BASF como proveedor de la industria química de productos para esta actividad económica esencial.

Para ello, la empresa incorpora dentro de su rutina un análisis detallado de su portafolio y una clasificación según sus contribuciones a la sostenibilidad. El objetivo de esta evaluación es mejorar y ampliar la gama de productos que contribuyen de forma importante a la sostenibilidad en su cadena de valor.

La empresa invierte mucho en I+D para ofrecer innovaciones ecoeficientes, incluyendo ejemplos de soluciones que contribuyen a la reducción del CO2, lo que ayuda a garantizar el éxito empresarial a largo plazo.

En sus resultados globales más recientes, la empresa informó de unas ventas de 78.500 millones de euros en 2021, de los cuales 24.100 millones procedían de productos considerados aceleradores de la sostenibilidad, lo que supone un aumento del 43,9% respecto a 2020. Este resultado se refiere a todos los segmentos en los que opera la empresa.

Entre algunos de los aceleradores que se ofrecen para el sector minero, cabe destacar tres de ellos, centrados en la gestión de relaves y la flotación para la separación de minerales.  Rheomax DR garantiza una mayor densificación, un aumento de la velocidad de sedimentación y una mayor recuperación del agua. Este volumen recuperado puede ser reutilizado en el proceso de producción, reduciendo la extracción de agua nueva, o esta puede ser tratada y devuelta al medio ambiente. 

Rheomax ETD, una solución innovadora y eficaz para el sector, forma parte de una línea de reactivos químicos que acelera la liberación de agua y mejora el tiempo de secado de los residuos minerales. Y con la solución orientada a la flotación, el colector Lupromin, es posible tener una alta biodegradabilidad, una mayor selectividad (menores pérdidas en el material valioso) y una cinética de flotación más rápida, es decir, un menor consumo de energía.

El uso de la Inteligencia Artificial (IA) también ha sido un gran apoyo para que las operaciones de procesamiento del mineral sean más eficientes, sostenibles y seguras. Con el conjunto de soluciones digitales de BASF Intelligent Mine, el resultado es una mayor entrega de valor al garantizar una actividad minera con mayor rendimiento, recuperación y reducción de la huella de energía, agua y residuos.

Con una estrategia bien definida para cada actividad minera, las innovaciones pueden cumplir varios criterios de sostenibilidad, como la reducción de residuos, costes y consumo de agua y energía. De este modo, la empresa puede contribuir a la reducción del impacto medioambiental, a través de la química sostenible, contribuyendo a la mejora de la calidad de vida y a un futuro sostenible.