Quillabamba: Otass rehabilitó planta de tratamiento de agua potable

Construcción, implementación y puesta en funcionamiento de nueva PTAP Santa Ana, operada por EPS EMAQ, demandó inversión de más de S/ 3 millones.

El Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento, a través del Organismo Técnico de la Administración de los Servicios de Saneamiento (Otass), financió la rehabilitación la Planta de Tratamiento de Agua Potable (PTAP) Santa Ana con transferencias por más de S/3 millones en favor de la EPS EMAQ, lo cual permite abastecer con el líquido vital a más de 34 500 pobladores de la ciudad de Quillabamba, provincia de La Convención, en la región Cusco.

El director ejecutivo del Otass, Héctor Barreda, supervisó la renovada planta y presidió la ceremonia protocolar de puesta en funcionamiento de las nuevas instalaciones, implementadas sobre el terreno que ocupaba la PTAP original, que empezó a funcionar en 1954 y que, con 68 años de antigüedad, ya había sobrepasado ampliamente su periodo de vida útil. Esa planta estaba colapsada, lo que representaba un riesgo inminente de desabastecimiento para Quillabamba.

Ante esas circunstancias, el Otass, brazo técnico ejecutor del Ministerio de Vivienda, realizó dos transferencias de recursos a la EPS EMAQ para rehabilitar la planta: la primera por S/2 758 367 y la segunda por S/ 256 674.

Con esos S/3 015 041 se realizaron los trabajos de la primera etapa de la rehabilitación para garantizar un adecuado servicio de agua potable, tanto en cantidad y calidad, así como para resguardar la salud de la población quillabambina. La construcción e implementación de la nueva planta duraron 5 meses.

Durante la supervisión técnica, Barreda estuvo acompañado por el alcalde provincial de La Convención, Hernán De la Torre Dueñas, y el gerente general de la EPS EMAQ, Gustavo Vargas Castillo. “El trabajo conjunto del Ministerio de Vivienda, el Otass, la EPS, el municipio provincial y la población organizada ha hecho posible la rehabilitación de la PTAP Santa Ana en beneficio de Quillabamba, que ahora recibe agua potable de óptima calidad”, indicó el director ejecutivo del organismo técnico.

Mejoramiento del proceso

La renovada PTAP San Ana ahora es una moderna planta de tratamiento con todas sus unidades completas, entre ellas, canal Parshall, batería de floculadores, sedimentadores y batería de nueve filtros. Adicionalmente se cuenta con una sala de cloración implementada con equipos modernos, lo que asegura la calidad y cantidad del recurso vital.



La nueva planta ha sido proyectada para un caudal de 60 litros por segundo, con la previsión de un incremento de caudal similar adicional próximamente. Quedan pendientes para una segunda etapa, entre otras mejoras, la implementación del reservorio de almacenamiento y un sistema de manejo de lodos de la PTAP. 

“El sector Vivienda y su brazo técnico y ejecutor Otass siguen en la línea de lograr el acceso de todos los peruanos a agua potable segura, tal como estipulan los Objetivos de Desarrollo Sostenible, de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), y la Política Nacional de Saneamiento”, agregó Barreda.

El Otass acompaña técnica y financieramente a 49 empresas de agua potable y alcantarillado del interior del país –18 de ellas están en el Régimen de Apoyo Transitorio, del organismo– con la finalidad de hacerlas sostenibles y mejorar los servicios que brindan en beneficio de la población.