Minem transfiere recursos para obras en Loreto y Ucayali

Proyectos de agua potable, saneamiento e infraestructura educativa beneficiarán a distritos de Masisea y Napo

El Ministerio de Energía y Minas (Minem) suscribió dos convenios de transferencia financiera de recursos con los municipios distritales de Napo (Loreto) y Masisea (Ucayali), que permitirán realizar obras de agua potable, saneamiento e infraestructura educativa en comunidades nativas y centros poblados ubicados en ambas comunas.

Los convenios fueron suscritos por el viceministro de Hidrocarburos, Martín Dávila Pérez, y los alcaldes de Napo, Gil Blas Ruiz Ríos, y de Masisea, Manuel Óscar Dreyfus, en ceremonia realizada en la sede del MINEM, donde ambas autoridades resaltaron el apoyo del gobierno para cerrar brechas sociales y permitir que más peruanos accedan a servicios básicos.

En Napo, el convenio respectivo permitirá invertir más de S/ 6.9 millones en la creación e instalación del sistema de agua potable y saneamiento para el centro poblado de Huitotos del Negro Urco, permitiendo que la población originaria que habita en esa zona cuente con un servicio básico esencial que mejore su calidad de vida.

En tanto, el convenio con Masisea hará posible realizar el mejoramiento de dos centros educativos de nivel primario en la comunidad nativa de Vista Alegre y el centro poblado de Nuevo Progreso, con una inversión superior a S/ 7.8 millones para el cierre de brechas y acceso a educación a los niños de ambas localidades.

El viceministro Dávila sostuvo que el Minem ha priorizado la atención en servicios de educación, salud y agua potable como criterio empleado para utilizar estos recursos transferidos y destacó que, en lugar que estos recursos reviertan al Estado, se ha gestionado para poder transferirlos a los municipios correspondientes para ejecutar obras demandadas por las comunidades.



Ambos alcaldes, por su parte, resaltaron la articulación lograda con el Minem para crear nueva infraestructura en beneficio de las comunidades, e indicaron que este esfuerzo se complementa con las obras de electrificación rural en curso en sus jurisdicciones, como mejor muestra del compromiso del gobierno por lograr que más peruanos cuenten con servicios de calidad.