Impulsan la industrialización y lanzan primera política nacional de desarrollo

Entre sus objetivos está el incrementar la productividad de las empresas del sector manufacturero, así como la complejidad de los productos manufacturados.

El Ministerio de la Producción (Produce) aprobó la Política Nacional de Desarrollo Industrial (PNDI), a través del Decreto Supremo Nº 016-2022-PRODUCE, con el objetivo de contar con una industria manufacturera más competitiva y con mayor valor agregado, que contribuya con el desarrollo descentralizado e inclusivo del Perú.

El sector de la industria manufacturera es clave en la economía, de tal manera que al cierre del 2021 este sector contribuyó con en el 12.7 % del PBI, generó el 8.8 % del empleo nacional, y además representó el 15.4 % de la recaudación tributaria total. Sin embargo, la industria manufacturera viene registrando un notable deterioro en los últimos años. En efecto, la participación del sector manufacturero en el PBI nacional ha caído en 2.5% entre el 2013 y el 2021.



Ante esta realidad, y a fin de impulsar la industrialización moderna, productiva y competitiva del país, Produce, priorizó la formulación de la Política Nacional de Desarrollo Industrial (PNDI), la misma que es resultado de un proceso participativo y descentralizado. Además, ha contado con la asesoría técnica de CEPLAN. 

Industria competitiva

El ministro de la Producción, Jorge Prado Palomino, destacó la articulación y participación de actores del sector público y privado:

“Estamos convencidos que juntos podemos sacar adelante el desarrollo productivo del país; y esta política es muestra de ello. Juntos, el gobierno, a todo nivel, la empresa privada, la academia, la sociedad civil organizada, la cooperación internacional, todos, hemos hecho posible esto hito en la historia de la industria peruana”.

En la elaboración de la Política participaron autoridades regionales y empresarios de regiones como Piura, La Libertad, Arequipa, Cusco, Ucayali, entre otras. Además, de actores relevantes de la industria y expertos nacionales e internacionales como ONUDI, CEPAL, OIT y BID. Estos actores han consensuado que al año 2030 la industria manufacturera del Perú será más competitiva y con mayor valor agregado, mejorando su contribución en la economía nacional. 

Para ello se ha trazado 4 objetivos prioritarios: incrementar la productividad de las empresas del sector manufacturero; así como Incrementar la complejidad de los productos manufacturados en las empresas del sector manufacturero; incrementar la infraestructura productiva industrial adecuada y servicios especializados para las empresas manufactureras; y mejorar la calidad del entorno institucional y regulatorio para el desarrollo de actividades manufactureras.