Otass logra destrabe y reactivación 8 obras de agua potable y alcantarillado para tres provincias

Favorecerá a más de 382 mil pobladores de Ica, Moquegua y Lambayeque.

El destrabe y la reactivación de 8 obras de agua potable y alcantarillado, que cuentan con una inversión de más de 197 millones de soles y que favorecerá a más de 382 mil pobladores de Ica, Moquegua y Lambayeque, ha logrado la nueva gestión del Organismo Técnico de la Administración de los Servicios de Saneamiento (Otass) en sus primeros 365 días de labor.

Otro de sus exitosos resultados ha sido la conclusión del Régimen de Apoyo Transitorio (RAT) del Otass en la EPS Moquegua, reflotada y con servicios optimizados gracias a la asistencia técnica y financiera del organismo. Tras revertir la causal de insolvencia económica, la empresa de agua es la primera en salir del RAT, clara evidencia de que la Política Nacional de Saneamiento es un éxito.

“Como brazo técnico ejecutor del Ministerio de Vivienda, trabajamos con ahínco y compromiso para lograr el reflotamiento de las empresas de agua, 18 de las cuales se encuentran bajo nuestra administración temporal, a través del RAT”, señaló el director ejecutivo del organismo, Héctor Barreda Domínguez. 

Agua Clases y piletas públicas 

La nueva gestión, además, ha transferido S/ 17.5 millones a las EPS del país, para optimizar los servicios de agua potable y alcantarillado a nivel nacional, así como otros S/ 10 millones más para la ejecución de cuatro proyectos en Tumbes en favor de 145 mil habitantes.

Pensando en formar nuevos ciudadanos responsables y comprometidos en promover la valoración de los servicios de saneamiento, el organismo ha concientizado, a la fecha, a más de 17 mil 598 escolares de 114 colegios del país con “Agua Clases”, exitosa iniciativa de educación sanitaria, trabajo liderado por la Oficina de Gestión Social y Comunicaciones del Otass con el apoyo de profesionales de las EPS en 14 regiones.



Por encargo del Ministerio de Vivienda, en este último mes, el organismo ha instalado, de la mano de los municipios, la sociedad organizada y las empresas de Chincha, Huaral, Tarapoto, Cañete e Ilo, 23 piletas públicas para que los peruanos y peruanas que no cuentan con redes domiciliarias, tengan agua potable, limpia, segura y apta para el consumo humano, a fin de garantizar su salud y la de sus familias, mientras se ejecutan proyectos definitivos para mejorar sus condiciones de vida.