Consejos para una buena inversión inmobiliaria en tiempos de inflación

Terreno para vivienda

Si desea invertir en un terreno, hay varios elementos a tener en cuenta para tener mayor seguridad de realizar una buena inversión de bajo riesgo.

Este año, la inflación ha vuelto a ser un tema a considerar a nivel internacional. Por ello si tienes dinero ahorrado, es una buena idea analizar qué oportunidades de inversión te pueden generar una rentabilidad interesante para que tu dinero no pierda valor.

Diversos especialistas señalan que la inversión inmobiliaria es una buena opción en un momento de inflación e incertidumbre. Tener el respaldo de un activo valioso que seguirá siendo demandado y que se revalorizará es un diferenciador importante. Y en particular en ciudades en donde seguirá creciendo la cantidad de familias que demandarán vivienda, el valor de la tierra aumenta con el paso del tiempo.



Si deseas invertir en un terreno, hay varios elementos a tener en cuenta para tener mayor seguridad de realizar una buena inversión de bajo riesgo. En esta línea, los especialistas de Centenario Urbanizaciones recomiendan algunas consideraciones para tener en cuenta al momento de comprar un terreno:

Analiza distintas opciones. Antes de tomar una decisión, busca distintas alternativas. Ten cuidado con las grandes ofertas en redes sociales: mejor confirma que la urbanización que estás evaluando tiene el respaldo de una inmobiliaria con trayectoria y experiencia. Además de ello, vale la pena confirmar que la inmobiliaria cuenta con la autorización correspondiente para llevar a cabo el proyecto. Si tienes dudas, visita otras urbanizaciones del desarrollador para ver calidad de su trabajo.

Escoge una ubicación estratégica. No todas las zonas tienen las mismas perspectivas, y la ubicación es muy importante. Las zonas con cercanía a avenidas principales, a espacios comerciales, a centros educativos, a los servicios que se necesitan en el día a día, suelen ser mejores para vivir, y por lo tanto suelen ser una mejor inversión. Las familias también prefieren las urbanizaciones con espacios públicos al aire libre, con zonas de recreación, mobiliario urbano y áreas verdes. Si una urbanización ofrece estos espacios, será más atractiva para vivir y para invertir. Por último, considera que un terreno se revalorizará más si está en una zona de expansión urbana.

Solo una urbanización formal te puede ofrecer bajo riesgo. Una urbanización formal es más rentable y ofrece mejor calidad de vida, pero sobre todo significa menor riesgo para tu inversión. Esto es un factor importante, pues la mayoría de las urbanizaciones en las ciudades del Perú son informales. Esto hace que las familias se enfrenten a sobre costos, a dificultades para obtener permisos o para inscribir su propiedad, a dificultades para acceder a servicios públicos y sobre todo a una incertidumbre por la falta de seguridad de cuando contará con toda la formalidad necesaria. Las urbanizaciones formales en cambio tienen los servicios listos, los papeles de propiedad en regla, los estudios de suelo indispensables para ofrecer seguridad.  

Pide los estudios de suelos y riesgos. La inmobiliaria encargada del proyecto debe ser capaz de mostrarte los estudios correspondientes. Esto es importante para asegurar que la inversión será buena. Si los estudios han identificado riesgos, verifica que se realizaron las obras para mitigarlos. Estos estudios garantizan que tu vivienda estará construida en un buen suelo, algo indispensable para que la inversión gane valor con el tiempo.

Asesórate con profesionales de la construcción. Una vivienda segura y con buen diseño gana más valor con el paso del tiempo. Una buena vivienda debe tener cimientos fuertes y debe ser levantada con buenas técnicas. Asesórate con profesionales, pues esto mejora la calidad de tu vivienda y de tu inversión. Además, ofrecerá a tu familia la seguridad que necesita para vivir tranquila. Un buen plan de construcción llevado a cabo por especialistas puede ayudarte incluso a ahorrar tiempo y dinero. Ten en cuenta que el diseño y el cuidado de la propiedad (y de la urbanización en general), son factores que añaden mucho valor a una propiedad.