Cusco: Construcción de represa en Calca almacenará 3 millones de metros cúbicos de agua

Beneficiará a agricultores afectados por el cambio climático.

La futura represa Can Can, que se construirá en la provincia cusqueña de Calca, almacenará al menos tres millones de metros cúbicos de agua para enfrentar la escasez del elemento, a causa del cambio climático. La nueva infraestructura es construida por el Instituto de Manejo de Agua y Medio Ambiente (IMA) del Gobierno Regional de Cusco.

Wilbert Gómez Ortega, director de Ecosistemas del IMA, informó que esta obra será entregada en diciembre de este año y beneficiará a las familias de las comunidades de Huqqui, Cristo Salvador de Urco, Rayampata de Calca (parte alta del Valle Sagrado de Los Incas), que se dedican a la agricultura.

“Estamos avanzando, tenemos un logro superior al 53 %. Es cierto es muy difícil ejecutar proyectos a estas alturas, existen muchos factores que tienen que alinearse para llegar a nuestra meta. Creo que es una obra muy grandiosa”, afirmó Gómez Ortega.

Esta represa forma parte de otras seis infraestructuras similares: Pocchin, Panapunku, Marhuay, Totoracocha, Teracocha y Ccatcacocha, que también fueron ejecutadas en el marco de la estrategia “Tinkuy” compromiso del Gobierno Regional con la población, con una inversión de más de 17 millones de soles.

El objetivo es cosechar agua durante el periodo de lluvias que ya se aproxima y distribuir en épocas de escases, debido a que el calendario agrícola sufre cambios a causa del cambio climático, y ello estuvo afectando al sector agro y la producción anual.

El anuncio del avance y la conclusión de esta represa fue este fin de semana con una ceremonia inca, en la que el máximo gobernante del Tahuantisuyo dio ofrenda a la Pachamama y al agua, vertiendo un q’ero o vaso ceremonial con chicha de jora a la misma represa.

Los comuneros, que también trabajan en esta importante obra, se mostraron contentos pues solucionará el tema del agua y beneficiará a futuras generaciones “dejaremos este recurso a nuestros hijos para la existencia de la vida”, resaltó Juan De Dios Quispe, comunero.



A este lugar, al pie de los Apus tutelares Pitusiray, Sahuasiray y Can Can, llegó el alcalde de Calca Adriel Carrillo Cajigas, que informó que su gestión abrió una carretera para facilitar el paso de las maquinarias de trabajo, a su vez la vía servirá para promover el turismo de aventura y vivencial.

“En diciembre entregamos esta obra, la municipalidad entregó 2 millones y medio de soles para la carretera, se dio puestos de trabajo y ahora se garantizará el recurso hídrico. Aquí se fomentará el turismo, garantizando la cosecha de agua y la forestación con plantas nativas”, finalizó el burgomaestre en relación a la plantación de Qeuñas y Chahacomos, árboles nativos que retienen el agua.