Panamá: Avanzan reuniones de consultoría con el BID para reducir déficit habitacional

Reuniones BID

Se busca el desarrollo y la implementación de un estudio integral de la cadena de valor del sector vivienda y lineamientos estratégicos para alcanzar este objetivo.

El Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), así como otras instituciones del Estado, analizan estrategias para reducir el déficit habitacional existente en Panamá.

El titular del Miviot, Rogelio Paredes y los viceministros de Vivienda, Daniela Martínez López, y de Ordenamiento Territorial, José Batista, encabezaron la convocatoria a la consultoría “Análisis Sectorial de la Vivienda en Panamá”, ejecutada por el BID.

La consultoría, que también incluye organismos del sector privado, entidades bancarias y empresas consultoras, busca los mecanismos para solucionar el déficit y superar el rezago habitacional en el país que se encuentra en 200 mil casas.



Durante el ciclo de charlas y exposiciones, además de las autoridades del Miviot, participaron personal y representantes del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), la Autoridad de Administración Nacional de Tierras (Anati), la Contraloría General de la República, el Registro Público, la Secretaría Nacional de Energía, entre otras agencias y entidades.

Población vulnerable

El objetivo de la consultoría, que lidera el BID, es apoyar al Gobierno Nacional para disminuir al déficit habitacional en Panamá en particular la población más vulnerable y lograr aumentar la equidad territorial.

Se busca el desarrollo y la implementación de un estudio integral de la cadena de valor del sector vivienda y lineamientos estratégicos para alcanzar el objetivo en la reducción del déficit que no es únicamente cuantitativo sino cualitativo.

El BID es una de las principales fuentes de conocimiento y financiamiento de los gobiernos de la región en la búsqueda del desarrollo de la población y el mejoramiento de la calidad de vida de las familias con viviendas seguras en territorios ordenados.

El apoyo al Miviot potenciaría la transformación de la vida de la población más vulnerable, así como facilitaría la política de la entidad en atender las condiciones sociales de las familias de los sectores considerados en pobreza y extrema pobreza.