MML: Conoce el plan de desvío por obras del nuevo puente Lurín

Plan de desvío

Desde este viernes, la antigua Panamericana Sur estará cerrada al transporte pesado, entre las avenidas San Pedro y Lima.

La Municipalidad de Lima pondrá en marcha este viernes 23 de septiembre el plan de desvío para el transporte pesado, debido al desmontaje y demolición del antiguo puente Lurín, ubicado a la altura del km 33 de la antigua Panamericana Sur, en el cruce con la calle Los Laureles, en el distrito del mismo nombre.

Esta acción se realiza debido a que dicha estructura, construida hace 60 años, ya no cumple con las especificaciones técnicas y de seguridad, por lo que necesita ser reemplazada.

La ejecución del proyecto inició en julio de este año con la fabricación, montaje e instalación de un puente provisional tipo bailey, que mientras dure la obra facilitará el paso de peatones, así como de unidades de transporte público y privado en la zona (un carril para ambas direcciones).

La antigua Panamericana Sur estará cerrada al transporte pesado, entre las avenidas San Pedro y Lima, por lo que se han establecido rutas alternas para este tipo de vehículos.

En sentido norte a sur, las unidades de carga pesada que vienen por la Av. Lima, deberán doblar a la derecha a la antigua Panamericana Sur, ingresar al intercambio vial hacia la carretera Panamericana Sur e ir por la la Av. San Pedro para retomar la antigua Panamericana Sur.

De sur a norte, el transporte pesado que viene desde la antigua Panamericana Sur tendrá que girar hacia la izquierda a la Av. San Pedro, tomar la carretera Panamericana Sur, ir por la antigua Panamericana Sur y doblar por la Av. Lima.

Finalmente, habrá un desvío de contingencia en sentido norte a sur, donde las unidades de carga pesada que vienen por la Av. Lima deberán doblar hacia la Av. Las Palmas, ir por la Av. Sáenz Peña, la Av. Pablo Paulet, la Av. Ferrocarril, girar hacia la Av. Pachacútec, la calle Los Rosales, la Av. Manuel Valle y tomar la antigua Panamericana Sur.

Cabe destacar que la puesta en marcha del plan de desvío contará con la señalética vertical correspondiente, así como el apoyo de inspectores municipales de transporte, vigías de obra y policías de tránsito para orientar a los conductores y peatones.

Sobre la obra

El nuevo puente Lurín, a cargo de Emape, contará con 39.60 m de longitud, dos carriles de 3.6 m de ancho para el tránsito vehicular en ambas direcciones, carriles para el transporte no motorizado (bicicletas u otros), veredas y señalización vertical y horizontal, así como barandas metálicas en los laterales.

Para garantizar su estabilidad y seguridad dispondrá de cabezales pilotados en cada margen del río Lurín, con una viga cabezal de 14 m de longitud y 3 fustes de concreto armado de 25 m cada uno por apoyo.

Esta moderna infraestructura, que beneficiará a más de 85 mil vecinos de Lurín y distritos colindantes, cuenta con una inversión de aproximadamente S/12 millones y tiene planeado concluirse en diciembre del presente año.

La obra adquiere gran relevancia debido a que facilitará el paso de una importante cantidad de unidades que van desde el centro de la capital hacia los balnearios del sur y viceversa.