Invertirán $ 2.5 millones para reservorio de agua en la Ciudad de México

El proyecto contempla una recarga pluvial de 580 m3 de agua al subsuelo y se apega a las acciones de cuidado ambiental del fideicomiso inmobiliario.

Fibra Uno (Funo) destinará 2 millones 590 mil 340 pesos para la construcción del primer reservorio de agua en la barranca de Tarango, ubicada en la alcaldía Álvaro Obregón en la Ciudad de México.

“El reservorio de agua tiene el objetivo principal de almacenar agua de lluvia para su infiltración en el subsuelo. Se calcula que el volumen total de agua filtrada podría ser de hasta 580 metros cúbicos (m3), con lo cual se atiende la necesidad de recargar los mantos acuíferos en la Ciudad de México”, puntualizó el fideicomiso inmobiliario.

Con esta acción se beneficiará y potenciará, aseguró la empresa, los trabajos de reforestación en dos hectáreas, al asegurará la disponibilidad hídrica para riego durante épocas de sequía.

El fibra, dirigida por André El-Mann, expuso en el aviso que el área natural es considerada como uno de los pulmones más importantes de la Ciudad de México, cuenta con una superficie cercana a las 280 hectáreas, dimensión similar a Central Park en Nueva York.

La zona actualmente enfrenta problemas de contaminación por residuos sólidos y aguas residuales, ya que en ella convergen dos de los cinco ríos sin entubar en la capital mexicana.

“Esta inversión tendrá un beneficio para la localidad considerada un pulmón viviente y con un impacto en toda la Ciudad de México”, manifestó Ana Karen Mora, directora de Sostenibilidad y de Fundación Funo.

Agregó que el proyecto es uno de los ganadores de la convocatoria “FUNO Te Ayuda a Ayudar 2021”, enfocada en buscar y apoyar iniciativas que mejoren la infraestructura de las comunidades en donde opera la empresa. 

El anuncio se hace después de que la semana pasada,el fideicomiso inmobiliario anunció que aumentará sus objetivos en materia ambiental, social y de gobierno (ASG) y que está por anunciar las medidas que adoptará en el tema “verde”, basado en ciencia del clima.