Áncash: Al menos 150 viviendas fueron sepultadas por deslizamiento en Chavín de Huántar

El deslizamiento ocurrió en el cerro Cruz de Challapa y rápidamente afectó la zona cercana a la plaza de Armas de Chavín de Huántar.

El pánico y la desesperación se apoderaron de los vecinos del distrito de Chavín de Huántar, ubicado a dos horas de Huaraz, capital de Áncash, al observar como decenas de casas eran cubiertas de tierra y rocas debido al deslizamiento del cerro Cruz de Shallapa.

El alud se produjo aproximadamente a las 6 de la tarde, según informó el Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER). Por el momento, no se tiene un registro oficial de heridos y afectados. Sin embargo, en vídeos publicados en las redes sociales, los cuales fueron grabados por los pobladores de la zona, se les escucha hablar sobre varias víctimas mortales, pero nada ha sido corroborado por las autoridades de Defensa Civil.

Se presume que habría cerca de 150 viviendas sepultadas, de acuerdo a un reporte preliminar ofrecido por el titular del Ministerio de Defensa, José Luis Gavidia.

Ante el peligro de más deslizamientos, el Centro de Operaciones de Emergencia Nacional informó a través de sus redes sociales que personal de la Policía Nacional del Perú, de la comisaria Rural Chavín de Huántar y San Marcos, se encuentran apoyando en la evacuación de las personas a lugares seguros.

Asimismo, que la Red de Salud Conchucos Sur ha movilizado dos ambulancias y seis brigadistas para la evaluación en el ámbito de su competencia.

Hace más de una semana, la tarde del 21 de junio, también se presenció un deslizamiento en el cerro Cruz de Shallapa, pero no generó alerta alguna debido a la baja magnitud del derrumbe y gracias a que cayó sobre un área de cobertura natural que es parte de un espacio público. No se reportaron daños personales ni materiales.

En dicha ocasión, el responsable de Gestión del Riesgo de Desastres de la municipalidad de Chavín de Huántar acudió a la zona del evento para efectuar una verificación. Además, el alcalde con su personal y un geólogo llegaron para evaluar los daños y constataron fisuras de 15 a 20 centímetros.

Por lo que la municipalidad distrital procedió a alertar a la población cercana a estar atenta a eventuales nuevos deslizamientos para evacuar a zonas seguras establecidas por las autoridades.