Ecuador: Recaudación tributaria sube niveles de 2019 y 2020

Solo en diciembre de 2021, la recaudación tributaria alcanzó US$ 1,249 millones; un aumento de US$ 181 millones que en el mismo período de 2020.

La recaudación tributaria de 2021 en Ecuador ascendió a US$ 13,976 millones, 1% respecto a 2019 y 13% con relación a 2020, año en que se recaudaron US$ 12,382 millones, informó este lunes el Servicio de Rentas Internas (RSI).

La directora general del RSI, Marisol Andrade, detalló que la Hacienda ecuatoriana recaudó el año pasado US$ 1,594 millones más que en 2020, según un comunicado del organismo que dirige.

La funcionaria -de acuerdo con el portal Investing.com- valoró que ese incremento fue el resultado de la reactivación económica y en gran medida producto de las acciones de cobro y procesos de control ejecutados por el SRI a escala nacional.

Destacó, además, que la recaudación de 2021 superó en un 1% a la de 2019, sin considerar valores ocasionales como el anticipo obligatorio del Impuesto a la Renta, y recalcó que se han superado «los niveles de recaudación prepandemia».

El informe precisa que solo en diciembre de 2021 la recaudación tributaria alcanzó los US$ 1,249 millones, lo que representa US$ 181 millones más que en el mismo período de 2020, esto es un crecimiento del 17%.

Por concepto del Impuesto al Valor Agregado (IVA), Andrade señaló que el año pasado se recaudaron US$ 6,726 millones, un crecimiento del 22 % con relación al 2020.

Y respecto a la tributación mensual (diciembre de 2021), informó que ascendió a US$ 673 millones, un 22% más en relación al mismo mes del año anterior.

Más detalles

El Impuesto a la Renta en 2021 obtuvo una recaudación en 2021 de US$ 4,331 millones; mientras que la recaudación solo de diciembre alcanzó los US$ 336 millones, lo que es un 12% más en comparación con el mismo mes de 2020.

La entidad tributaria ecuatoriana se ha fijado para este 2022 una meta de recaudación de US$ 14,773 millones, sin considerar los valores derivados por el concepto de la Ley de Desarrollo Económico y Sostenibilidad Fiscal tras la pandemia del COVID-19, en vigor desde el pasado 29 de noviembre.

El SRI comunicó que los procesos de control y cobro se intensificaron durante el año pasado con el objetivo de verificar el correcto pago de los impuestos, y que, durante 2022, estos continuarán «en estricta aplicación de la normativa tributaria vigente».