España: anuncian construcción de vivienda pública en Barcelona para alquiler

La ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, ha anunciado un acuerdo con la Associació de Municipis de l’Arc Metropolità de Barcelona para la construcción de vivienda pública para alquiler asequible, que se plasmará con la firma de un protocolo en los próximos meses.

La ministra se ha reunido hoy con Marta Farrés, alcaldesa de Sabadell y presidenta la Associació de Municipis de l’Arc Metropolità de Barcelona, y con los alcaldes de las nueve ciudades que componen esta entidad (Sabadell, Martorell, Vilafranca del Penedès, Terrassa, Mataró, Rubí, Vilanova i la Geltrú, Granollers y Mollet del Vallès), que suman 900.000 personas y casi 2 millones si se contabilizan sus áreas de influencia directa. Estos municipios forman parte de la denominada segunda corona Metropolitana de Barcelona.

En el encuentro han abordado asuntos de vivienda y han mostrado el acuerdo político que existe entre el Arc Metropolità y el Ministerio para construir vivienda pública para alquiler asequible.

Política de vivienda, prioridad de Mitma

En su intervención, Raquel Sánchez ha expresado que la vivienda es una prioridad para Mitma. Tal y como ha expuesto, las líneas de trabajo del Ministerio se basan en el derecho al acceso a la vivienda, la construcción de vivienda pública asequible, en la promoción del alquiler sostenible, en la rehabilitación de los hogares para mejorar la eficiencia energética y también en la mejora de los barrios y los entornos urbanos.

En este sentido, ha enumerado varios instrumentos que se están desplegando con estos fines, tales como el anteproyecto de Ley por el Derecho a la Vivienda, Reales Decretos para la Rehabilitación Energética, el Plan Estatal de Vivienda 2018-2021 y el Nuevo Plan Estatal 2022-2025, entre otras medidas como el Bono Alquiler Joven y el Seguro de Impagos de Alquiler para jóvenes y familias vulnerables.

Actuaciones en Vivienda en Catalunya

La ministra ha subrayado actuaciones concretas en materia de vivienda en Catalunya como, por ejemplo, las que se enmarcan en el Plan de Vivienda para el Alquiler Asequible. En este punto ha recordado que en diciembre del 2020 se firmaron dos protocolos para la construcción de vivienda de alquiler social con el Área Metropolitana y el Ayuntamiento de Barcelona. El primero, suscrito con el Área Metropolitana, contempla una subvención de Mitma de 5,4 millones de euros para la construcción de 287 viviendas; y el segundo, con el Ayuntamiento, 11 millones para la construcción de otras 651 viviendas.

En el ámbito del Plan Estatal de Vivienda, la ministra ha explicado que entre 2018 y 2021 se han transferido más de 270 millones de euros a la Generalitat, lo que supone más de 50 millones cada año. Asimismo, ha apostillado que en 2020 se transfirieron 14,5 millones de euros adicionales para el Programa de ayudas para contribuir a minimizar el impacto económico y social del COVID-19 en los alquileres de vivienda habitual.

Además, ha subrayado que el Plan Estatal de Vivienda ha permitido que se hayan firmado 35 acuerdos en el Programa de fomento del parque de vivienda en alquiler, con un total de 1.128 viviendas con varias ciudades catalanas.

De igual modo, ha remarcado que dicho Plan ha posibilitado la firma de tres acuerdos de Área de Rehabilitación y Regeneración Urbana que contemplan 606 viviendas rehabilitadas y 140 viviendas renovadas.

Por otro lado, la ministra ha hecho hincapié en el incremento de las partidas de los Presupuestos Generales para 2022 para Agenda Urbana, Arquitectura y Vivienda, que superan los 400 millones de euros destinados a Catalunya.

Las ciudades como prioridad

En su intervención, la responsable de Mitma ha apuntado que las ciudades son espacios de actuación prioritarias para avanzar en la descarbonización, así como en la reducción de desigualdades y la provisión de bienestar. En este contexto, Raquel Sánchez ha destacado que los objetivos de la Associació están totalmente alineados con los del Ministerio, ya que se basan en el impulso a la reducción de emisiones, a las infraestructuras de transportes y a la vivienda.

Así, ha defendido la co-gobernanza como un factor decisivo del aprovechamiento de los recursos públicos y para lograr los objetivos compartidos.