Ecuador: AIIB aprobó $ 50 millones en financiamiento para el país

Su primera inversión en Ecuador se produce en un momento en que el respaldo de la liquidez es fundamental en respuesta a la pandemia.

El Banco Asiático de Inversión en Infraestructura (AIIB) aprobó $ 50 millones en financiamiento para Ecuador, primer país latinoamericano en unirse como miembro no regional.

¿Qué podemos esperar del AIIB para América Latina? El Proyecto 000435 es un préstamo con garantía soberana de $ 50 millones al banco público más grande de Ecuador, la Corporación Financiera Nacional BP (CFN).

El objetivo es contrarrestar las restricciones de liquidez que enfrentan las micro, pequeñas y medianas empresas (MIPYMES) como resultado de la crisis económica inducida por COVID-19. El Banco Mundial también participa en el financiamiento.

“CFN es un banco de desarrollo que como instrumento de política pública permite canalizar recursos a las empresas para inversión y capital de trabajo”, dijo Pablo Patiño, gerente general de CFN hasta agosto de 2020 y asesor de la Junta Directiva hasta noviembre de 2020.

Previo a las conversaciones con AIIB, acotó Patiño, «la CFN había finalizado un financiamiento de $ 260 millones con el Banco Mundial , por lo que la estrategia de ambas partes fue destinar recursos de AIIB al programa de financiamiento previamente establecido con el Banco Mundial, lo que facilitó la aprobación por parte de AIIB”.

El préstamo se otorgó a través de la Facilidad de Recuperación de Crisis (CRF) COVID-19 del AIIB , que involucra alrededor de $ 13 mil millones en financiamiento para entidades del sector público y privado de cualquier miembro del AIIB que enfrente choques adversos severos como resultado del COVID-19.

Inversión

Durante el anuncio oficial, el vicepresidente de operaciones de inversión de AIIB, Konstantin Limitovskiy,  dijo que su primera inversión en Ecuador se produce en un momento en que el respaldo de la liquidez es fundamental en respuesta a la pandemia.

«Este proyecto proporciona un acceso crucial a la financiación para las empresas del sector privado para ayudarlas a mantener sus negocios en estos tiempos difíciles”, indicó.

El proyecto consta de cuatro componentes: fortalecimiento de la capacidad institucional de CFN, desarrollo y mejora de productos financieros para promover el acceso de las MIPYMES al financiamiento, una línea de crédito negociada por CFN para représtamos a MIPYMES y gestión de proyectos.

El AIIB cofinancia la “Capitalización del Fondo Nacional de Garantía (NGF) para el programa especial COVID-19” y la extensión de un préstamo a CFN para représtamo (mediante préstamos o garantías) a Intermediarios Financieros Participantes (IFP) para seguir otorgando préstamos a las MIPYMES beneficiarias elegibles.

En el marco del proyecto, el AIIB proporciona, a través del prestatario, financiamiento de liquidez a corto plazo para las MIPYMES en forma de garantías de crédito parciales y / o líneas de crédito para mitigar los impactos de la crisis económica inducida por la pandemia de COVID-19.

“CFN es el ejecutor del proyecto. Los fondos del préstamo son utilizados por la CFN para otorgar líneas de crédito al sector de la pequeña y mediana empresa bajo un esquema de segundo piso, facilitando el acceso al crédito y finalmente la reactivación económica y la creación de empleo”, dijo Patiño, quien hoy trabaja en el sector privado como socio gerente de Apolo Finance, una firma con sede en Guayaquil.