Autoconstrucción con asistencia técnica es esencial para salvar miles de vidas

Entre 70 mil y 80 mil casas se edifican en Perú a través de la autoconstrucción, de las cuales 70% está en Lima.

Especialistas en construcción segura y gestión de desastres naturales coinciden en que la autoconstrucción de viviendas en Perú es una alternativa viable para satisfacer el alto déficit habitacional del país, siempre y cuando se realice bajo asesoría técnica adecuada. Así lo sostienen el PhD en Ciencias de la Tierra, Patricio Valderrama, y el reconocido arquitecto urbanista, Manuel de Rivero.

Por un lado, Valderrama indica que, en la condición de país sísmico del Perú, si bien es imposible precisar cuándo ocurrirá un sismo de gran magnitud, existe energía acumulada que no se libera desde 1868, “pero que se va a liberar sí o sí».

«Puede ser hoy, mañana o incluso ahora mismo. Por eso, la construcción segura es un tema urgente que debemos atender hoy mismo para estar preparados”, señala.

El experto en gestión de desastres naturales afirma que, por ese motivo, es vital construir seguro, ya que de esta manera se reduce considerablemente el impacto que un movimiento telúrico de magnitud 8.0 pueda tener sobre las casas y vidas de miles de familias.

Por su parte, Manuel de Rivero anota que “solo en Lima, 24 mil hectáreas de viviendas podrían estar en peligro, y 10 mil de ellas en riesgo muy alto, por lo que deben ser evacuadas”. Esta es un área equivalente a lo que comprendería de oeste a este, desde Miraflores hasta Santa Anita, y de norte a sur, desde La Victoria hasta Barranco, aproximadamente.

El arquitecto explica que tras esta problemática se encuentra la práctica de una autoconstrucción no asistida.

“En nuestro país, entre 70 mil y 80 mil casas se edifican a través de la autoconstrucción. Un 70% está en Lima y se registra un crecimiento de 15% anual. Si bien ayuda a reducir el déficit habitacional del país, necesita ser acompañada por constructores que cuenten con los conocimientos técnicos adecuados”, subraya.

Al respecto, el subgerente de Marketing de UNACEM, Gabriel Barrio, coincide con De Rivero y señala que la autoconstrucción es parte de nuestra realidad y, por tanto, es indispensable compartir información de calidad y capacitar a los diferentes actores del sector construcción para la selección de los mejores materiales, una adecuada planificación y el ejercicio de las mejores prácticas.

En ese sentido, señala que desde UNACEM, a través de Cemento SOL, brindan información y capacitación.

“Consideramos que ambas acciones van de la mano. Es una estrategia que nos permite aportar valor y reforzar la importancia de la construcción segura, especialmente frente a fenómenos naturales como los sismos”, afirma Barrio.

Cabe destacar que, además de ofrecer su plataforma online, Cemento SOL lleva más de 10 años capacitando a más de 130 mil maestros de obra sobre los correctos procesos constructivos. Asimismo, continúa fomentando la necesaria discusión sobre la importancia de construir seguro con webinars como “Construcción segura: ¿Por qué es vital en un país sísmico?”, realizado en octubre.