Museo Nacional del Perú

El Museo Nacional del Perú (MUNA) se arraiga en el subsuelo donde aloja el repositorio de los bienes arqueológicos que atesora, estudia y conserva. Su volumen emerge del terreno, alojándose en el centro de una hoyada árida que descubre sus espacios aéreos a la exposición de sus bienes, abriendo así el recorrido por las áreas que conducen a los visitantes a vivir una experiencia estimulante y trascendente.

El Museo Nacional del Perú (MUNA) ha sido concebido como un edificio puente que sostiene dos mundos culturales: el mundo subterráneo del pasado, conformado por las colecciones arqueológicas; y el mundo terrenal de la vida pública contemporánea. 

La arquitectura, que estuvo a cargo de la Arq. Alexia León Angell, presenta un volumen nítido y a su vez respetuoso del entorno cultural, cuya presencia formal rememora la lograda simplicidad y compacidad que trasciende de la composición de los volúmenes y la textura de los parámetros de los monumentos prehispánicos. Los cinco niveles del edificio tienen en cada una de sus plantas un comportamiento distinto, a manera de horizontes, conservando la coherencia de su matriz cuadrangular y conectándose verticalmente entre sí a través de las aperturas de los patios interiores.

Desde el punto de vista paisajístico, la estructura abre sus visuales principales hacia el santuario de Pachacamac, el litoral marino y las
islas de Pachacamac; como también a la apreciación inmediata de la laguna de Urpiwachak y los humedales asociados al venerado entorno de las Mamaconas. Sus visuales laterales se conectan con las laderas arenosas de la hoyada y valoran como componente paisajístico la memoria desértica propia del lugar.

[ Distribución de ambientes ]

El Museo Nacional del Perú, cuyo diseño estructural estuvo a cargo de la GCAQ Ingenieros Civiles, tiene dos Bloques uno para el museo en sí y el otro destinado para el estacionamiento. El primero de ellos está conformado por el Sótano 3 en donde se ubican los patios técnicos en las 4 esquinas y 5 corredores con las redes de distribución de instalaciones (4 corredores perimetrales y uno central).

El Sótano 2 cuenta con patios técnicos en las 4 esquina, corredores perimetrales y almacenes de resguardo patrimonial y salas de investigación y oficinas. En la zona central hay una sala de exposiciones y rampa central. En tanto, el Sótano 1 comprende los patios técnicos en las 4 esquinas, corredores perimetrales y ambientes de trabajo como laboratorios, aulas de capacitación, y gabinetes de trabajo.

Lea el informe Completo AQUÍ