Aeropuerto Velasco Astete apunta tener al 2022 infraestructura que atienda auge de vuelos privados

Para el próximo año se concretaría la conexión aérea entre Bogotá (Colombia) y Cusco, señaló el gerente del Aeropuerto Internacional de Cusco, operado por Corpac, Carlos Sotomayor.

Si antes de la pandemia era esporádico el aterrizaje de aviones privados en el Cusco, procedentes principalmente de Estados Unidos, hasta setiembre de este año ya suman diez vuelos internacionales y se proyecta cerrar el 2021 con 16, informó el gerente del Aeropuerto Internacional Alejandro Velasco Astete, operado por Corpac, Carlos Sotomayor.

Aseguró que el alto movimiento de los vuelos privados, que también se registra en el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez en Lima, es una tendencia que seguirá creciendo en la región considerando que muchos grupos y familias de alto poder adquisitivo están optando por este servicio «por la seguridad y confianza que brindan ante la coyuntura de la pandemia».

Asimismo, este crecimiento también se explicaría porque, tras 18 meses de emergencia sanitaria en Perú, los vuelos que provenían de Bolivia, Argentina y Brasil al Cusco todavía no se han reactivado. Así, de los 45 vuelos diarios que operaba el Velasco Astete en el 2010, hoy solo son 16 vuelos diarios en promedio (solo operan Latam Airlines, Sky Perú y Viva Airlines).

Sotomayor estima volver a las cifras prepandemia en el 2024, en línea con lo que proyectan las empresas de aviación en el mundo. «Y cuando se recupere la frecuencia de vuelos, esperamos que la llegada de pasajeros crezca aún más rápido», indicó.

La principal razón de un incremento en el turismo estará relacionado con el rodaje de la película Transformers en el Cusco y Machu Picchu, así como de la serie de televisión La Reina del Sur de la cadena Telemundo, «lo que pone al Cusco en la vitrina del mundo con un impacto no inmediato, pero sí de mediano plazo en el turismo».

A ello se suma que para el 2022 se tiene previsto el anuncio de una nueva conexión internacional Bogotá-Cusco. «Hay líneas interesadas, incluso en promover una ruta Estados Unidos-Bogotá-Cusco», dijo Sotomayor.

Nueva zona comercial y salas VIP

Y ante el futuro movimiento de visitantes, el Velasco Astete se prepara de forma anticipada. Así, en diciembre próximo se iniciarán las obras de modernización en el terminal de pasajeros, que incluye la ampliación de las cinco puertas de embarque, la construcción de su primer patio de comidas, nuevos locales comerciales -para la venta de artesanía, casas de cambio, fast foods y joyerías-.

Y pensando en la llegada de más vuelos privados, Sotomayor indicó que se incrementará el número de salas VIP. Actualmente solo hay dos sin operar por falta de concesionario

«La inversión de este proyecto está estimada en S/ 21 millones con un plazo de ejecución de seis meses. Queremos que para el aniversario de Cusco, en junio, podamos recibir a los turistas con una moderna infraestructura», anotó. Aunque no precisó el número de nuevos locales a concesionar, sí señaló que las tarifas bases de alquiler «serán razonables considerando la actual coyuntura». 

Además, para el 2022 se realizarán otras obras menores por S/ 6 millones, que incluye el mantenimiento de la pista de aterrizaje así como la limpieza del caucho de la pista «lo que contribuye a garantizar la seguridad de nuestras operaciones»

Frente a Chinchero

Sotomayor reconoció que el avance de la construcción del futuro aeropuerto de Chinchero representa una «valla alta» en las operaciones del Velasco Astete, por lo que apuntan a «seguir trabajando según los estándares internacionales para estar preparados cuando el nuevo aeropuerto comience a operar en agosto del 2024»

Ante ello, tampoco descartan promover otro tipo de vuelos, como el vuelo de carga, como una alternativa a la cadena logística. «Hoy no realizamos ese tipo de operaciones, pero se me ocurre que entre los productos que se podrían trasladar en vuelos de carga está la trucha, por ejemplo, también el cacao, café, flores e, incluso, textiles», indicó.

Dato

Durante el 2021, el 85% de los pasajeros que recibe el Velasco Astete son nacionales y el 15% internacionales. Este último grupo es principalmente de nacionalidad norteamericana. mientras que del Asia la presencia es mínima.

Fuente: Gestión