Cinco consejos para adquirir un lote sin descuidar tu economía

La compra de un lote para la casa propia es tal vez la inversión más importante que puede realizar una familia. Es clave optar por un producto de calidad que sea a la vez un gran lugar para vivir, así como una buena inversión.

En ese sentido, antes de tomar la decisión de compra, es clave hacer una buena investigación para que la adquisición permita mantener la tranquilidad financiera de la familia. Por ello, los especialistas de Centenario Urbanizaciones brindan cinco recomendaciones para ayudarte a escoger un lote cuidando tus finanzas.

Busca una urbanización formal. Buena parte de las urbanizaciones en Lima son informales, y esto es un gran problema. La informalidad es muy costosa para las ciudades y para las familias, que tendrán que lidiar con sobre costos y con problemas durante muchos años, por ejemplo para la provisión de servicios públicos y la inscripción de su propiedad en Registros Públicos. La formalidad en cambio es una gran ventaja para las familias: tienen todos los servicios listos, los papeles de propiedad del terreno de inmediato y en regla, así como los estudios de suelo necesarios. Solo las urbanizaciones formales bien planificadas ofrecen garantía de una buena inversión a largo plazo, y ayudan a tener ciudades que funcionen mejor.

Arma tu presupuesto y averigua opciones de financiamiento. Armar un presupuesto familiar, con todos los ingresos y gastos regulares, es un factor esencial antes de comprometerse a pagos mensuales, pues te permitirá saber si es que podrás pagar las cuotas con tranquilidad. Algunas inmobiliarias brindan financiamiento directo para la compra de lotes. Las opciones son variadas. Por ejemplo, Centenario brinda diversas posibilidades que te pueden evitar el pago de cuota inicial, y hasta 15 años para concluir con el pago. Averigua las opciones y elige aquella que mejor se ajuste a tu presupuesto.

Busca alternativas que te brinden respaldo y garantía. Averigua si la urbanización que estás evaluando tiene el respaldo de una inmobiliaria confiable, con experiencia, con la autorización correspondiente para llevar a cabo el proyecto y con la garantía de que entregará la urbanización a tiempo. Puedes visitar otras urbanizaciones del desarrollador para verificar si es que mantiene su calidad con los años.

Solicita estudios de suelos y riesgos. Es una buena práctica pedirle a la inmobiliaria encargada del proyecto los estudios de suelo y riesgos correspondientes, y verificar que se han realizado las obras para mitigar los riesgos identificados. Estos estudios te permitirán comprobar que el terreno y las obras han sido avalados por las autoridades respectivas. Es la garantía de que tu vivienda estará construida en un buen lugar, y es un factor clave para que la inversión gane valor en el largo plazo.

Asesórate con profesionales para la construcción. Recuerda que poner tu lote en manos de profesionales de la construcción será un sello de garantía para que tu casa sea una buena inversión y para que le ofrezcas a tu familia la seguridad que merece. Estos profesionales pueden ayudarte a armar un plan de construcción, que si se implementa como ellos lo proponen, puede además ayudarte a ahorrar tiempo y dinero.