Planes urbanos ligados a inversión reducirían el déficit habitacional

De acuerdo con el último estudio de Grupo de Análisis para el Desarrollo (Grade), cada año se forman 142,000 hogares en las ciudades del Perú, pero solo se construyen 43,000 viviendas formales, lo cual deja un déficit habitacional de 99,000 familias sin una casa adecuada. Esa realidad plantea un reto para el Gobierno, el sector privado y la población en general. 

La viceministra de Vivienda y Urbanismo, Elizabeth Añaños, reconoce que los instrumentos y direcciones que actualmente hay en el Estado para la elaboración de planes urbanos en todo el país no están actuando a la velocidad que se necesita para cubrir el déficit habitacional.

“Las iniciativas de planificación urbana terminan con una cartera de proyectos que no están relacionados a los proyectos de inversión pública, porque en el Sistema de Programación Multianual y Gestión de Inversiones (Invierte.pe) no hay ninguna conexión, y solo hay una mención muy general a los planes, cuando en otros países la planificación urbana es parte del proceso de la inversión pública”, manifestó.

En su participación el webinar de Grade, “Vivienda formal para las familias peruanas: Consensos para una agenda público-privada”, la funcionaria dijo que el Ministerio de Vivienda, Construcción y Saneamiento (MVCS) propondrá un viraje al Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) a fin de tocar este tema en el corto tiempo que tendrá el gobierno de transición.

“Estamos en conversaciones con el MEF para discutir el tema, porque en algunos casos no solo se necesita una ley, sino coordinaciones o ajustes de directivas y decretos supremos. En ese caso podemos trabajar para dar incentivos a la planificación urbana”, manifestó.

Estrategia

La viceministra indicó que el MVCS impulsa la Política Nacional de Vivienda y Urbanismo, puesto que desde el 2015 no hay una hoja de ruta clara. “El problema que tenemos en la actualidad es por falta de planificación y gestión urbana, eso provocó la precariedad urbana en muchas zonas. Solo si se construyen barrios resolveremos los problemas que tenemos en las ciudades”, dijo.

Añaños sostuvo que, si el Estado sigue invirtiendo en zonas que fueron establecidas con origen informal, su cartera y los demás sectores se enfrentan a brechas ilimitadas, por lo que urge empezar a planificar las ciudades. “El bajo impacto en la planificación es otro de los problemas estructurales que se identificaron en el desarrollo urbano y en el cierre de brechas de vivienda, debido a que solo el 9.5% de los proyectos de inversión está vinculado a los planes de desarrollo”.

Agregó que la inversión no está de acuerdo con la planificación de viviendas, y que alrededor del 70% de las unidades habitacionales están construidas sin asistencia técnica o en zonas de riesgo.

Déficit habitacional

El investigador adjunto de Grade, Álvaro Espinoza, dijo que cada año se forman 142,000 hogares, pero solo se construyen 43,000 viviendas formales (con servicios).

“85,000 viviendas se edifican de manera informal (sin servicios) y hay 14,000 hogares que no logran conseguir una vivienda”, mencionó.

Según el estudio de Grade, la vivienda formal representa solo un tercio del total de las que se construyen en el Perú anualmente. “Este es un gran problema que se produce cada año. Eleva el déficit habitacional y el número de hogares que no pueden acceder a una vivienda formal”.

Espinoza comentó que, del total de viviendas edificadas anualmente, el 66% se construye de manera informal, 23% de forma convencional, 7% mediante Mivivienda (medianos recursos) y 4% con apoyo del programa Techo Propio. “Los sectores socioeconómicos de menos recursos no tienen acceso a vivienda formal, por lo cual falta masificar la vivienda de interés social (buena construcción y a bajo costo)”, señaló.

El investigador social también indicó que el Estado gasta más de 1,700 millones de soles al año para remediar los problemas de informalidad, mientras que para generar vivienda formal solo destina 140 millones de soles.

“De cada 13 soles que gasta el Estado en temas de vivienda, 12 se destinan a la remediación y solo un sol se dirige a la vivienda formal”, explicó.

Casas para alquiler

Otra alternativa para afrontar el déficit habitacional, pero principalmente en Lima Metropolitana y Callao, es promover el mercado de alquileres de viviendas.

La viceministra Añaños resaltó que el Gobierno trabaja en la elaboración de la Ley de Promoción del Alquiler, para lo cual el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) viene realizando el diagnóstico del impacto costo-beneficio de la iniciativa. Por su parte, el presidente de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI Perú), Marco del Río, comentó que hay fondos de inversión interesados por construir grandes conjuntos residenciales de viviendas exclusivos para renta.

“Las líneas de financiamiento deben ser especiales, ya que al ser una vivienda que no se vende, es una inversión de largo plazo, y hoy en día todos los sistemas de financiamiento están pensados para la venta, por lo cual debe comenzar a desarrollarse un ecosistema propicio para el alquiler”, manifestó.