Congresos EXPOARCON: Victoria Nacional buscará simplificar los procesos para agilizar el desarrollo de proyectos

En su presentación durante el Debate Técnico del “Plan de Gobierno para el Sector Construcción e Infraestructura 2021 – 2026”, organizado por el Grupo Digamma y la revista Perú Construye, Alberto Ñeco, representante del Partido Victoria Nacional, aseguró que en un eventual gobierno del candidato George Forsyth implementarán una serie de restructuraciones que buscarán configurar un estado eficiente y al servicio del ciudadano. Tarea que llevarán a cabo de través de un programa “pro ejecución” cuya estrategia se enmarca en tres aspectos: simplificación y mejora regulatoria, restructuración profunda de las instituciones y reingeniería de procesos.

En ese sentido, señaló que en el país actualmente hay 867 obras paralizadas por más de 16 mil millones de soles, lo que es el reflejo de un Estado lento y plagado de complejidades normativas que dilatan o entorpecen la ejecución de obras o proyectos.

Frente a tales deficiencias, Ñeco indicó que apelarán a la simplificación y mejora regulatoria. Porque en lugar de simplificarse, lo que ha sucedido es que las normas se han hecho más complejas. Al punto que en para el caso de las APP, el Banco Mundial ha señalado a dicha deficiencia como un elemento para el sistema de APPs no funcione.

“El marco normativo se ha complejizado, pero que no hubo un reforzamiento de las instituciones. Entonces, la regulación se ha hecho más compleja y no está diseñada con la visión de ejecución rápida y oportunidad de las obras y los proyectos. Y además ha recaído en instituciones que están debilitadas y mal organizadas, donde no hay visibilidad clara de las responsabilidades y las capacidades. Y por eso en el segundo punto de nuestra estrategia planteamos una “Restructuración profunda de las instituciones” a cargo de los procesos licitatorios y de la planificación o formulación de los proyectos”, comentó.

Asimismo, dijo que el tercer punto de su estrategia determina una Reingeniería de procesos, lo que a su vez va de la mano de la simplificación, de las mejoras regulatorias y la reestructuración de instituciones enfocada a la simplicidad y al norte específico de agilizar los procesos. Pero también de generar incentivos correctos para que los funcionarios tengan la seguridad de tomar las decisiones que tienen que tomar.

A diferencia de lo que sucede hoy, que entre la Contraloría y la falta de acompañamiento y de soporte de sus instituciones muchos buenos funcionarios se ven con las manos atadas para tomar decisiones correctas en el momento correcto porque la discrecionalidad, que es un componente inherente en la función en la función pública y que cada funcionario de acuerdo a la normativa tiene dentro de sus capacidades hoy en día se encuentra cuestionada.