Ampliación del Aeropuerto Jorge Chávez es una apuesta por el país y su reactivación económica, afirman especialistas

En el programa Perú Construye Tv, el presidente de Cesel Ingenieros, Raúl Delgado Sayán, y el presidente de Canatur, Carlos Canales, coincidieron en la importancia de esta obra para el país, y estimaron que su construcción y posterior puesta en marcha significará un impulso para el país, pero, sobre todo, para el turnismo, sector que ha sido golpeado duramente por los efectos de la pandemia.

En ese sentido, Canales informó que las circunstancias que está atravesando hoy la aviación comercial y especialmente el Aeropuerto Jorge Chávez, son realmente dramáticas. Porque antes de la pandemia teníamos un promedio de 3 millones de extranjeros que llegaban al país, y 2 millones de peruanos que se movilizaban permanentemente. Sin embargo, a partir del 15 de marzo hasta el 4 de abril del 2020, que es cuando se vuelve a abrir el aeropuerto Jorge Chávez, el volumen de pasajeros pasó de 400 mil pasajeros al mes a solo 4 500 pasajeros en octubre, 11 mil en noviembre, 10 mil en diciembre, 8 mil en enero de este año y seguro para este mes serán 5 mil.

“Pero pese a ello, el concesionario ha tomado la decisión de iniciar la construcción de la ampliación conforme al contrato que tiene con el Gobierno, y las obras estarán culminadas el 2025”, confirmó.

A su turno, Raúl Delgado Sayán aseveró que la decisión en iniciar obras por parte de la Lima Airport Partners es bastante acertada pues las obras toman tiempo, y hay que hacerlas independientemente de las circunstancias de la pandemia, porque además esta crisis sanitaria ya tendría fecha de terminación gracias a las vacunas.

“Está muy bien que ya hayan comenzado a hacer las obras del lado aire. Donde la nueva la torre de Control, de 65 m de altura, tiene un avance bastante grande. Además, se tiene también la segunda pista de aterrizaje, y todos los edificios auxiliares que también están en construcción. Eso aparentemente va a significar una inversión fuera del terminal de 350 millones de dólares que ya está toda contratada y comenzando a ejecutarse”, comentó.

En cuanto al nuevo terminal, dijo que es un aspecto muy interesante porque esa es la gran inversión, la del lado tierra, que se supone que en el tercer trimestre del 2021 ya esté adjudicado, con miras a que se culmine la obra en marzo del 2025.

“El nuevo terminal tendría 60 posiciones para aviones y su construcción demandaría una inversión total, incluyendo las obras del lado aire, de aproximadamente 1 500 millones de dólares”, expresó.

Y en relación a la pandemia, dijo estar seguro que para junio de este año el primer mundo se va activar y volverá a funcionar con normalidad. Tal como lo anunció el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson, quien dijo que en junio prácticamente todo estará abierto. Noticia que hizo que la venta de los pasajes creciera en un 300%.

“Por lo tanto, el Perú no debe quedarse atrás con la vacunación, porque si no vamos a quedar como parias si es que todo el mundo se vacuna y nosotros no.

Adicional a ello, Canales dijo que la licitación para la construcción del nuevo terminal debe considerar criterios orientados a la innovación tecnológica, la seguridad de los pasajeros y especialmente a la comodidad en el servicio. Además de la eficiencia que corresponde a este tipo de infraestructuras.

“Los aeropuertos al margen de ser una infraestructura para recibir o llevar pasajeros, tienen que ser un ícono arquitectónico representativo de una ciudad o de una región. Acordémonos que el aeropuerto Jorge Chávez fue hace muchísimos años el número uno en Latinoamérica por su diseño arquitectónico, vanguardista e innovador. De tal forma que esos son los criterios que deberían buscarse. Hoy los aeropuertos lo que buscan es la eficiencia, la atención, la rapidez en el transporte de los usuarios dentro del propio terminal. Y adicionalmente la seguridad. De tal forma que los criterios tienen que estar orientados a la innovación tecnológica, la seguridad de los pasajeros y especialmente a la comodidad en el servicio. Pero también hay otro aspecto muy importante, también tienen que tener buenos accesos. Por eso, se debe trabajar paralelamente, a través del Gobierno Central, con la salida y el puente hacia el río Rímac por la zona de Santa Rosa, de manera que pueda conducirnos hasta el circuito de playas”, recomendó.