Ingemmet: distritos de Echarate y Santa Ana en Cusco son considerados zonas críticas

El pasado martes, 16 de febrero a las 05:00 horas, dos huaicos afectaron sectores de los distritos de Santa Ana y Echarate; en la provincia de La Convención, departamento de Cusco; ambos son catalogados como zonas críticas a peligros geológicos y son considerados de alta a muy alta susceptibilidad a los movimientos en masa por el Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico (Ingemmet).

El flujo de detritos (huaico), originado a causa de las constantes e intensas precipitaciones pluviales, se originó en la quebrada Chaupimayo, causando daños a la vida y la salud de las personas y perjudicando el servicio de energía eléctrica, viviendas, institución educativa, áreas de cultivo y carreteras, en las localidades de Chaupimayo y Quillabamba, en el distrito Santa Ana.

Las lluvias intensas ocasionaron el incremento del caudal y posterior desborde del río San Lorenzo, afectando viviendas en el sector Concepción; mientras que un huaico perjudicó las vías de comunicación en los sectores de Patachayoc, Puente Echarate, Miraflores, Cocabambilla y Pan de Azúcar en el distrito de Echarate.

El informe técnico “Zonas críticas por peligros geológicos en la región Cusco” (2015) del Ingemmet (https://repositorio.ingemmet.gob.pe/handle/20.500.12544/2026) señalaba la posibilidad de ocurrencia de flujos de detritos (huaicos) en la quebrada Chaupimayo y el río Chuyapi en el distrito de Santa Ana.

En el mismo informe, indica que en el distrito de Echarate un tramo carretero, de 10 km, que une Santa Ana con Echarate, podría verse afectado por problemas de derrumbes en la ladera y derrumbes en talud superior de carretera. Además, señala que torrenteras y quebradas, por donde discurren huaicos, pueden cortar la vía.

Estas zonas, junto a otras identificadas por el Ingemmet, hacen un total de 75 zonas críticas en la región de Cusco, las cuales se encuentran en riesgo ante peligros geológicos, que tienen como detonantes las lluvias intensas, como las registradas en las últimas horas en Cusco, o movimientos sísmicos. Información consignada en el Boletín N° 74: “Peligro geológico en la región Cusco” (https://repositorio.ingemmet.gob.pe/handle/20.500.12544/2564).

Las localidades de Chaupimayo, Quillabamba y Echarate, también se encuentran identificadas dentro del mapa de susceptibilidad a movimientos en masa e inundación de la región de Cusco (http://bit.ly/3birfAD), herramienta importante para la gestión del riesgo de desastres.

Estos sectores, en el mapa de susceptibilidad a movimientos en masa, se encuentran en zonas de alto a muy alto peligro a la ocurrencia a estos peligros geológicos, como flujos de detritos (huaicos), deslizamientos, derrumbes, entre otros; mientras que en el mapa de susceptibilidad a inundaciones ambos sectores se encuentran en zonas de media a alta susceptibilidad.

En las próximas horas, una brigada del Ingemmet, partirá a la zona para realizar una evaluación geológica-geodinámica del evento. Se utilizarán drones para la evaluación, finalizados los trabajos se emitirá un informe técnico que será enviado a las autoridades competentes.

Cabe precisar que el Ingemmet emite alertas de las zonas críticas que podrían ser afectadas por lluvias intensas, en base a los reportes
meteorológicos del Senamhi, los cuales se informan a los sectores y autoridades pertinentes.

Las alertas emitidas por el Ingemmet y las zonas críticas a detalle, de los departamentos del Perú, pueden ser obtenidas mediante la plataforma “Perú en Alerta” en el siguiente enlace http://bit.ly/PeruEnAlerta y deben ser considerados por las autoridades y responsables, en el marco de la gestión de riesgo de desastres, con la finalidad de evitar pérdidas materiales y humanas.