Con ingeniería y planificación, expertos piden prestar mayor atención a la prevención de desastres naturales

Sabiendo que la pandemia tiene a todas las autoridades enfocadas en su control, el Ing. Raúl Delgado Sayán, presidente de Cesel Ingenieros, y Milton von Hesse, ex ministro de Vivienda Construcción y Saneamiento, pidieron a los funcionarios del Gobierno no dejar de lado las tareas de prevención frente a los posibles desastres naturales a los que estamos expuestos, como el caso de los huaicos y desbordes de ríos en estas temporadas de lluvias, o como los sismos, que son fenómenos muy latentes en nuestro país. Sobre todo, considerando que Lima espera un terremoto de por lo menos 8.8 grados y que generará lamentables pérdidas humanas y millonarias pérdidas económicas.

Ene se sentido, el ingeniero Delgado Sayán dijo que la pandemia no puede hacernos olvidar el riesgo que tenemos frente a los fenómenos naturales. Porque de no prestarles atención es ahí cuando se producen los desastres. Por una falta de planificación al respecto.

“El Perú tiene tres fuentes principales de fenómenos naturales que le causan daño. Y una de ellas son las lluvias, que se dan entre enero y abril todos los años, con más o menos intensidad. Esas lluvias causan inundaciones por desbordes de ríos, pero también huaicos”, precisó.

Asimismo, comentó que el INGEMMET ha detectado 318 zonas críticas que se encuentran en alerta por deslizamientos y huaicos, divididas en 13 regiones que serían las más afectadas. De igual manera, dijo que el Centro Nacional de Estimación, Prevención y Reducción del Riesgo de Desastres (Cenepred) ha ampliado el riesgo a prácticamente a 3.7 millones de personas, lo que nos pone en una situación crítica que deberíamos atender.

“Tenemos que tener mallones que retengan las piedras en las quebradas y que solo dejen pasar el agua. Pero a esas mallas hay que hacerles un mantenimiento anual para que las rocas no se acumulen y colapse. También hay que proteger las zonas de curva de los cauces de los ríos. Construir una defensa y protección porque cada cambio de giro genera una erosión y básicamente el desborde. También hay tener limpias las quebradas, eso es fundamentalmente lo que se puede hacer”, recomendó.

Por su parte, Milton von Hesse dijo hay 2 formas de aproximarse al tema. Y uno de ellas es atendiendo las intervenciones directas del Estado, que van desde la limpieza de quebradas hasta construcción de diques y distintas infraestructuras, cuyas acciones se resumen en lo que se llama el Programa Presupuestal 068, que contiene una serie de intervenciones que tienen que ver con la prevención de desastres.

“En términos del proyecto presupuestal 068, el 2020 se presupuestaron poco más de 4 mil millones de soles, y para este año la reducción presupuestal es notoria, porque se ha presupuestado 1 400 millones, por lo que estamos por debajo de lo que deberíamos acostúmbranos a presupuestar todos los años”, precisó.

Frente a ese panorama, y haciendo un llamado a las autoridades y funcionario a cargo de los municipios y el país, dijo que “tenemos que meter en la cabeza de las autoridades de todo el Perú, sobre todo de los municipios y gobiernos regionales, que el territorio lo ocupamos sin una cultura de riesgo de desastre. Y que esa ocupación del hombre sobre la naturaleza está sujeta a peligros naturales, a amenazas como terremotos, sismos, tsunamis, etc. Fenómenos que pueden generar mucho daño.