Autoridades de Jaén y San Ignacio destacan construcción de micro-reservorios para producción agrícola

Autoridades ediles de Jaén y San Ignacio apoyan el proyecto de construcción de microreservorios, denominado Revolución Azul, que impulsa el Gobierno Regional de Cajamarca y que ampliará la frontera agrícola, mejorará la productividad, generará más puestos laborales y elevará ingresos de miles de familias campesinas.

“Concretizamos un proyecto a favor de las familias campesinas que viven de la agricultura de subsistencia, permitiéndoles mejorar su calidad de vida. El uso adecuado del agua en tiempo de sequía les permitirá beneficiarse de una nueva cosecha”, expresó el burgomaestre provincial de Jaén, Francisco Delgado.

De forma complementaria a Revolución Azul se desarrolla un plan de capacitación a los agricultores para mejorar la producción con un adecuado uso del recurso hídrico. La variación de cultivos permite la diversificación en su oferta en el mercado ampliando sus posibilidades de ingresos.

“El beneficio al pequeño productor es inmediato con un micro-reservorio. No se requiere de un proceso largo de estudios y el financiamiento es asequible. Estamos articulando esfuerzos con el Gobierno Regional, con las comunidades y el impacto es directo”, señaló José Fernández, titular del municipio distrital de Huarango (provincia San Ignacio).

La meta del Gobierno Regional es la construcción de 5 mil microreservorios, con capacidad de 100 a 4 mil metros cúbicos. “Con esta infraestructura se permite duplicar la producción agrícola, se pasaría de subsistencia a comercial. El objetivo final es elevar la producción con miras a la exportación, el potencial es enorme”, destacó Gomer Rivera, alcalde de San José del Alto (provincia Jaén).

Los microreservorios son herramientas que protegen al agricultor, con la provisión de esta tecnología se podrá cerrar la brecha en infraestructura productiva, dando respuesta efectiva a una deuda con los productores.