Transporte de carga pesada: desafío logístico comprometido con el sector construcción

Suministrar a una obra los grandes equipos y materiales de construcción resulta un gran desafío para las empresas de transporte de carga pesada, más aún si el proyecto a desarrollar se encuentra en un punto alejado en donde las condiciones de infraestructura -sumadas a las climáticas- resultan todo un reto poder surcarlas con el fin de llegar a tiempo y desarrollar el proyecto dentro de los plazos propuestos.

Transportar carga de grandes dimensiones resulta todo un reto para la empresa que brinda este servicio, pues cada encargo es un desafío diferente por resolver, sea por la carga que se deba llevar y la ruta que se tiene que emplear para llegar a su destino final.

Para ello estas empresas deben organizarse y planificar el traslado desde el punto de origen hasta el punto de llegada, tomando en cuenta los posibles imprevistos que se pueden encontrar en la ruta.

Estas empresas deben estar provistas con unidades de transportes, equipos (plataformas y camabajas) e implementos para izar y asegurar la carga, todos ellos en buen estado para brindar un trabajo seguro.

Asimismo deberán contar con personal capacitado y con larga experiencia para estar a cargo de la unidad y sobrellevar la gran responsabilidad de trasladar el cargamento por las carreteras del país, las cuales -a decir de los especialistas- representan un desafío, debido a que buena parte de ellas no se encuentran en buen estado, o no han sido diseñadas para camiones de grandes longitudes, por lo que cada curva -en estas vías- debe ser cuidadosamente estudiada, y en donde se pone de manifiesto la pericia del conductor.

Las empresas de transporte tienen también un equipo técnico que se encarga de analizar la ruta a tomar, identificar obstáculos, realizar adecuaciones de las vías, hasta ejecutar la construcción de badenes o hacer reforzamiento de puentes.

Para leer el artículo completo acceda a: