Contraloría realiza control simultáneo a obras de ampliación del Aeropuerto Jorge Chávez

En el marco del Mega Operativo de Control Regional al Callao, la Contraloría General despliega servicios de control simultáneo a los trabajos de ampliación en el Aeropuerto Internacional Jorge Chávez relacionados -entre otros- a la construcción de la segunda pista de aterrizaje y la nueva torre de control, cuyo monto de inversión total asciende a USD 400 millones.

Acompañado de un equipo de auditores, el contralor general, Nelson Shack, supervisó los trabajos que se vienen ejecutando en el primer terminal aéreo del país, a cargo del Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC) y Lima Airport Partners (LAP). 

Dicha visita de trabajo se enmarca dentro de las más de 200 intervenciones que se realizan en la Provincia Constitucional como parte del mega operativo que se caracteriza por el nuevo enfoque territorial a las labores de control gubernamental para el correcto uso de los recursos públicos.

La construcción de la segunda pista de aterrizaje debe estar terminada y lista para operar a más tardar a los 4 años contados desde la entrega total de las áreas destinadas para la ampliación del aeropuerto, es decir, el plazo máximo para su construcción es octubre de 2022. Esta obra permitirá reducir el tiempo de espera de los aviones que llegan al terminal, mejorando el flujo de salidas y llegadas en un 50% aproximadamente.

En tanto, la construcción de la nueva torre de control tiene prevista realizarse en 2 años aproximadamente, habiéndose iniciado el 4 de junio de 2020. Una vez concluida será entregada para su implementación a la Corporación Peruana de Aeropuertos y Aviación Comercial (Corpac), entidad adscrita al Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC).

Cabe precisar que el proyecto de ampliación del aeropuerto Jorge Chávez también incluye la construcción de un nuevo terminal de pasajeros, pero éste se encuentra pendiente de adjudicación por parte de LAP. Dicho terminal contará con un área aproximada de 180,000 m2 y un flujo previsto de atención de 37 millones al año 2041, sumando ocho posiciones adicionales de estacionamiento para aviones.

A la fecha, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (concedente) y Lima Airport Partners (concesionario) han suscrito 7 adendas al contrato de concesión para la construcción, mejora, conservación y explotación del primer terminal aéreo del país. Dicho contrato, firmado el 14 de febrero de 2001, tiene una vigencia de 40 años.