Estabilización de taludes: Garantía de seguridad para el trabajador y el entorno de la obra.

Para referirnos a la opción de estabilizar un talud, primero debemos definir qué es. Se le llama así a una masa de tierra que no es plana y forma una pendiente o cambios significativos de altura.

Conocidos también como ladera, en caso su formación sea naturalmente, los taludes se pueden agrupar en tres categorías generales: los terraplenes, los cortes de laderas naturales y los muros de contención, pudiéndose presentar combinaciones de ellos.

Definido esto, vale explicar que los taludes pueden presentar fallas en cualquier momento, ya sea por cambios topográficos, sísmicos, en los flujos de agua subterránea, cambios en la resistencia del suelo, meteorización, o por factores de tipo antrópico o natural que modifiquen su estado natural de estabilidad.

Frente a ello, en el mercado surgió la solución de estabilizarlos, la cual, de acuerdo a los expertos consultados para este informe, consiste en mejorar los factores de seguridad que pueden suceder ante un evento de inestabilidad de los suelos o rocas, mediante el uso de técnicas que permitan contener el peligro.

¿Y cómo se realiza dicha estabilización? El proceso conlleva el estudio del talud para determinar la medidas correctivas o preventivas necesarias que permitan reforzar, mantener o aumentar las condiciones de equilibrio de la ladera de estudio. Esto permite en obras de construcción dar seguridad a los trabajadores, áreas cercanas y continuidad de labores.

En el estudio realizado del talud se identifican los factores que influyen en su inestabilidad, siendo algunos de ellos la estratigrafía y litología, estructura geológica y discontinuidades, tensiones naturales y estado tensodeformacional, sobrecargas estáticas, cargas dinámicas, factores climáticos y variaciones en la geometría.

Además, se logra saber cuáles son los factores que contribuyen a que se mantengan estables: factores geológicos, geométricos, hidrogeológicos y geotécnicos. Revisemos, a continuación, cómo ha evolucionado este mercado en el Perú, los tipos de estabilización que existen y a las principales empresas que ofrecen dicho servicio.

Informe completo en la Página 18.

Descargar Revista Completa ED.67 AQUÍ