FMI mejora proyección de crecimiento de Perú a 7.3% para el 2021

El Fondo Monetario Internacional (FMI) mejoró su previsión de la economía peruana y proyectó hoy un crecimiento de 7.3% para el 2021, en un proceso de recuperación luego de verse afectada por la pandemia del coronavirus.

Se trata de una mejora equivalente a 0.8 puntos porcentuales, puesto que en su balance de junio el ente multilateral habría estimado que el producto bruto interno (PBI) del Perú solo iba a crecer 6.5% el próximo año.

En su informe “Perspectivas de la economía mundial”, detalló que el producto bruto interno (PBI) del Perú caerá este año 13.9%.

Agregó que al 2025, registrará una expansión de 3.8%.

Asimismo, proyectó que la inflación de este año cerrará en 1.8% y que el próximo año reportará un ligero incremento a 1.9%.

Cabe indicar que el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) proyecta que el Perú crecerá 10% en el 2021.

América Latina

En cuanto a América Latina y el Caribe, el FMI mejoró sus perspectivas al pronosticar una caída de 8.1% para el presente año, lo que supone una contención de 1.3% a nivel regional respecto a las previsiones realizadas en junio.

A pesar de ello, la entidad señala que la región latinoamericana será la más golpeada por los efectos de la crisis sanitaria. Respecto a 2021, el organismo prevé un crecimiento del 3.6%, un porcentaje ligeramente menor al 3.7% previsto en junio.

Las dos principales economías de la región, México y Brasil, caerán 9% y 5.8% respectivamente en 2020, mientras en 2021 experimentarán, según los cálculos de la entidad, tasas de crecimiento del 3.5% en el caso de México y de 2.8% en Brasil.

Emergentes

Detalló que las economías de mercados emergentes y en desarrollo tienen que gestionar la crisis con menos recursos, ya que muchas de ellas están limitadas por una deuda elevada y costos de endeudamiento mayores.

“Estas economías deberán priorizar el gasto crítico en salud y las transferencias a los pobres, así como garantizar una eficiencia máxima”, detalla el informe.

También señala que se necesitará continuar con el apoyo en forma de donaciones internacionales y financiamiento concesionario y, en algunos casos, de alivio de la deuda.

Donde no sea sostenible, la deuda debe reestructurarse cuanto antes y liberar fondos para afrontar esta crisis, agregó.