La inversión privada crecería alrededor de 7.8% entre el 2022 y el 2024

Entre el 2022 y el 2024 la inversión privada crecería alrededor de 7.8%, en promedio, sostenida por la expansión continua de la inversión minera, ante el inicio de construcción de un grupo de proyectos de mediana magnitud y el dinamismo de la inversión no minera, proyectó el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

De acuerdo con el Marco Macroeconómico Multianual (MMM) 2020-2024, entre el 2022 y el 2024 la inversión minera crecerá en promedio alrededor de 3.5%, sostenida por la mayor ejecución de proyectos que iniciarían construcción el próximo año y la incorporación de un grupo de proyectos nuevos.

Por su parte, la inversión no minera continuará acelerándose y crecería alrededor de 8.6%, en promedio, durante dicho período. Ello debido a la mayor ejecución de grandes proyectos de infraestructura y el inicio de construcción de los proyectos de asociaciones público-privadas (APP), los cuales se adjudicarían entre el 2020 y el 2021.

Según el documento, la inversión privada se recuperaría de forma gradual en el segundo semestre del año, luego de una fuerte contracción en el primer semestre (-39.1%), en línea con el reinicio de la construcción de grandes proyectos mineros y no mineros, en particular, obras de infraestructura, publicó la agencia Andina.

Estos proyectos acelerarían su ejecución hacia el 2021 y darán soporte para que la inversión privada crezca 22%, en un contexto de condiciones financieras favorables, recuperación de expectativas y políticas de promoción para la inversión. 

Inversión pública

De acuerdo con el MMM 2020-2024, el gobierno desplegó acciones para promover un impulso a la inversión pública para que cumpla eficientemente su rol de crear empleos y dinamizar la economía. 

Así, entre enero y febrero de este año, acumuló una expansión de 46.8% real, el mayor crecimiento histórico registrado en dicho periodo. Este dinamismo fue transversal en los tres niveles de gobierno y se explicó por las oportunas medidas de gestión y presupuestales vigentes desde inicios de año.

La inversión pública registrará un crecimiento de 21.7% en el 2021 y llegará a 4.9% del producto bruto interno (PBI), superior a lo observado en el periodo 2017-2019 (promedio de 4.7% del PBI). La inversión pública del próximo año se verá favorecida por un efecto base positivo de 2020 (15,5%) y será un instrumento que contribuirá promover la creación de empleo y el retorno a una senda de crecimiento económico sostenido.