Alcalde Jorge Muñoz entregó a la ciudad la escultura del gran Mariscal Ramón Castilla

La Municipalidad de Lima, cumpliendo con el compromiso de recuperar el Centro Histórico de la capital, siguiendo los lineamientos del Plan Maestro y preparando la ciudad para el bicentenario de la independencia del Perú, entregó a la ciudad la estatua restaurada del gran mariscal Ramón Castilla, ubicada en la histórica plazuela de La Merced, en el Jirón de la Unión.

“Hoy, la develación de esta figura emblemática de la historia del Perú republicano, en medio de la lucha que vivimos como peruanos contra un virus y el inicio de una nueva convivencia, nos debe recordar ese sentir patriótico de Ramón Castilla, quien nos decía que mientras tengamos más espíritu nacional haremos patria. Ello nos ayudará a ser más fuertes en esta lucha contra el COVID-19”, afirmó el alcalde de Lima, Jorge Muñoz.

Por su parte, el gerente de PROLIMA, Luis Martín Bogdanovich, destacó la importancia artística e histórica de esta obra y el significado de su restauración. “Con la entrega de esta escultura reafirmamos nuestro compromiso por la recuperación integral del centro histórico de Lima. Estamos trabajando incesantemente para recuperar y transmitir este legado a las futuras generaciones de peruanos”.

La ceremonia de develación también contó con la presencia del ministro de Defensa, Walter Martos; y el comandante general del Ejército, Jorge Céliz Kuong.

El monumento de Ramón Castilla, declarado Patrimonio Cultural de la Nación por el Ministerio de Cultura, es la primera pieza fundida en bronce en el Perú y realizada por un artista nacional: David Lozano. Tiene 2.10 m de altura y una base cuadrada que sirve de enlace con el pedestal. Es una escultura de cuerpo completo que representa fielmente las facciones de Castilla, según las fotografías que se conocen de él.

Las labores de restauración de esta escultura duraron aproximadamente 3 meses. Cabe mencionar que su develación, programada para el 18 de marzo, tuvo que ser postergada por el actual estado de emergencia.
Con esta entrega ya son cuatro los monumentos recuperados en esta gestión. Así, se suma al monumento de Antonio Raimondi (plaza Italia), la estatua de la Libertad (plaza Francia) y la farola de Las Tres Gracias (frente a la plaza San Martín), entregados a la ciudad en estos últimos meses.

La escultura a Castilla fue inaugurada el 6 de junio de 1915, con la asistencia del presidente Óscar R. Benavides y el alcalde de Lima Federico Elguera; el mariscal Andrés Avelino Cáceres fue el encargado de levantar el velo.

Vale señalar que la Municipalidad de Lima viene preparando los informes técnicos de los monumentos conmemorativos más significativos de la ciudad para pronto iniciar su restauración y recuperación total. Se trata del monumento a San Martín (plaza San Martín), a Miguel Grau, a Francisco Bolognesi y al Combate del 2 de Mayo.