SNI considera insuficientes las medidas para reactivar la demanda de productos de construcción

Ante esta situación excepcional y sin precedentes, se requiere medidas que permitan reactivar sectores productivos que generen un alto impacto en la recuperación de la economía, tal como es el caso del sector construcción, el cual es estratégico para lograr la reactivación económica, debido a la necesidad que tienen las personas por mejorar las condiciones de sus hogares y la demanda que este genera en otros sectores de la economía (demanda de materiales de construcción), señaló el presidente de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), Ricardo Márquez.

Sostuvo que las políticas dispuestas por el Gobierno si bien han sido positivas, aún son insuficientes para reactivar de forma efectiva la demanda de productos de construcción y de acabados, si no se toma en cuenta la capacidad de gasto de las familias.

Además, señaló que es importante priorizar el incentivo al consumo de materiales de construcción, debido a que la mejora de las condiciones de los hogares es directamente proporcional a la mejora de la calidad de vida de las personas. De esta manera, dijo que también se contribuye con el bienestar y la salud de las personas.

“En efecto, un gran desafío que está planteando la actual crisis a causa de la pandemia mundial del COVID-19 es que está reduciendo la liquidez de las familias. En los últimos meses los ingresos de los hogares se han visto reducidos o suprimidos”, dijo.

En este contexto, se requiere optar por una estrategia económica expansiva que logre dotar de liquidez a las personas, para que estas puedan tener capacidad de gasto.

Precisó que la cadena de pago que las empresas mantienen se rompe si no existe un mercado que consuma los bienes y servicios que estas ofrecen.

“No se debe emplear exclusivamente mecanismos tradicionales como la elaboración de programas de empleo por medio de la inversión pública, debido a que tarda mucho, y solo representa el 20% del total de las inversiones en el país y su capacidad real de ejecución es baja. Debería buscarse alternativas creativas y rápidas, colocar créditos para incentivar el consumo, y cobrarlos por canales no tradicionales como las compañías de servicios. Esto se encuentra muy desarrollado en Colombia”, detalló Márquez.

Modelo colombiano

El titular de la SNI indicó que en Colombia desde hace muchos años, múltiples instituciones del sector privado vienen aprovechando canales crediticios no tradicionales como las empresas de servicios (gas, agua-desagüe, entre otras).

Se brindan los créditos a las personas a tasa preferencial que luego son cobrados en los recibos que las empresas de servicios emiten. En este sistema se logran niveles bajos de morosidad debido a que el pago del servicio está directamente ligado a su conexión. Estos canales pueden ser aprovechados por el gobierno en este contexto para colocar fondos que incentiven el consumo.

En este sentido, el presidente de la SNI propuso que se ejecuten políticas públicas que tengan el enfoque de inyectar liquidez a las personas para asegurar que exista mercado que pueda consumir los bienes que se ofrecen y asegurar de manera real la cadena de pagos que las empresas mantienen.