Conoce los beneficios de la limpieza en tu maquinaria pesada

Generalmente, cuando una persona busca dar un mayor tiempo de vida a sus equipos agrícolas, industriales o de construcción, lo primero en lo que piensa son las tareas de mantenimiento o las revisiones en el taller. Sin embargo, se olvidan de un factor muy importante: la limpieza de maquinaria.

No sólo resulta necesaria para que el vehículo dure más sino también para que tenga un funcionamiento óptimo, entre muchos otros beneficios. Por eso, en Ipesa queremos mostrarte los principales beneficios del aseo frecuente en tu maquinaria pesada.

Beneficios de la limpieza en tu maquinaria

Algunas personas olvidan que una parte importante del mantenimiento de la maquinaria industrial consiste en realizar el lavado regularmente. Estos son algunos de los beneficios de la limpieza en tus vehículos:

1.- Menor riesgo de sobrecalentamiento

Los equipos que reciben una limpieza regular se mantienen más frescos que los que permanecen cubiertos de lodo y grasa. Si bien el calor es un elemento necesario para el correcto funcionamiento de la maquinaria pesada, su exceso es un factor nocivo.

El sobrecalentamiento tiende a reducir la vida útil de tu equipo. De hecho, los vehículos demasiado calientes pueden dejar de funcionar a mitad del trabajo. Esto ocasiona un efecto dominó que afecta el desempeño de otras máquinas, trabajadores y toda la cadena de producción.

2.- Menor tiempo de inactividad

La apropiada limpieza de equipos industriales tiende a reducir su tiempo de para. Nadie desea que sus máquinas muestren fallas y necesiten reparación debido a la presencia de elementos extraños entre sus partes móviles.

La limpieza regular removerá tanto la suciedad como rocas, ramas y otros materiales que podrían dañar el funcionamiento de la máquina. Asimismo, se reduce el peso en el brazo y el cucharón, los cuales suelen tener lodo seco adherido a sus superficies.

3.- Detección temprana de fallas

No olvides que las tareas de limpieza de maquinaria pesada te dan la oportunidad de inspeccionar el equipo regularmente. Esta puede poner en evidencia posibles rajaduras, corrosión, óxido o fatiga del metal que de otra forma quedarían escondidas bajo capas de lodo y grasa.

Asimismo, si algunas partes del equipo se encuentran gastadas o tienen fugas, será mucho más fácil identificarlas cuando la máquina se encuentra limpia. Aquello permite que el personal de mantenimiento pueda controlar con tiempo aquella situación antes que se torne en un problema grave. Además, es recomendable hacer paradas programadas para realizar los correctivos y evitar que se afecte la producción.

4.- Mejor funcionamiento

La limpieza frecuente es parte de lo que se conoce como mantenimiento preventivo. La tierra, el lodo y la mugre actúan como agentes abrasivos y ocasionan fricción tanto en las partes fijas como en las móviles. Por ello, las máquinas sucias se desgastan con mayor rapidez.

Asimismo, es importante considerar la frecuencia con la que las tareas de aseo se llevan a cabo. Un equipo que recibe el aseo regular correspondiente será mucho más fácil de limpiar que uno que solo se lava una vez al mes. Por supuesto, la intensidad del uso determinará la asiduidad de las tareas de higiene.

Variables importantes en la limpieza

El detergente

Cuando se trata de limpieza de máquinas industriales, usar solo agua no será suficiente para deshacerte de la grasa y la suciedad. No importa si trabajas con equipo de construcción o de agricultura, siempre es necesario hacer uso de algún tipo de solución desengrasante.

Existen detergentes para equipos pesados, los cuales actúan como agentes activos surfactantes. El agua mezclada con detergentes rompe la unión entre la suciedad y los objetos que la albergan. Sin embargo, creer que el agua por sí sola podrá deshacerse de estas sustancias es un error.

Los detergentes sintéticos surfactantes actúan a nivel molecular. Estos forman una cadena que adhiere un extremo a una sustancia hidrófoba (como la suciedad o la grasa) y el otro extremo a un solvente hidrófilo. Eso hace que el agente surfactante rodee el contaminante y lo expulse de la superficie a la cual se encontraba adherida, lo cual simplifica las tareas de limpieza.

La temperatura

Por otra parte, algunas personas creen que lavar su maquinaria pesada a una determinada temperatura puede hacer que las tareas de limpieza sean más efectivas. Aquel es un factor a considerar, pero dista mucho de ser una variable determinante.  

El agua fría resulta muy efectiva cuando se usa con el surfactante adecuado. Por otra parte, el agua caliente trabaja mejor las superficies de la máquina, con lo cual se logra remover fragmentos más extensos de suciedad con mayor facilidad. Sin embargo, la parte realmente importante en el proceso de limpieza sucede a nivel molecular y la temperatura no tiene mayor efecto a esa escala.

No esperes a que las máquinas empiecen a mostrar fallos para pensar en lavarlas. Dar una correcta y frecuente limpieza a tus equipos no solo evitará desperfectos, sino que también te ofrece muchos beneficios. 

En Ipesa ofrecen la más amplia variedad de equipos en el mercado. Si necesitas maquinaria agrícola, de construcción, de minería, para trabajos viales y soluciones de energía; encontraras lo que buscas.

Mayor Información: https://www.ipesa.com.pe/