Minka: conoce los protocolos de seguridad para la reapertura

La reapertura del sector retail se acerca, y los operadores se alistan para recibir nuevamente al público, según el Plan de Reanudación de Actividades Económicas establecido por las autoridades. La actividad no será como antes: los locales, las tiendas y los centros comerciales, deberán adaptarse e incorporar nuevos protocolos para ofrecer una compra segura.

Minka fue uno de los pioneros en aplicar protocolos de bioseguridad estrictos, pues si bien con el Estado de Emergencia varias zonas cerraron, como la zona outlet o las zonas de gastronomía, una parte importante se mantuvo abierta para ofrecer bienes y servicios de primera necesidad. En efecto, Minka tiene un mix que incluye un mercado tradicional modelo, hipermercados, mayoristas, una zona financiera, farmacias y hasta un centro de salud, además de las zonas de retail moderno.

“Hemos sido un punto de vital importancia para decenas de miles de familias, y eso requirió adaptarnos muy rápido. Aplicamos desde el inicio un plan integral de seguridad y control contando con la invalorable ayuda de La Marina y Policía Nacional para ofrecer una compra segura y ordenada. Cerca de mil personas han seguido trabajando, y si bien esta cantidad es solo la mitad que en una situación normal, la gestión requirió un trabajo minucioso”, menciona Gary Moncada, Mall Manager de Minka.

Los protocolos de salubridad en el mercado modelo durante estas semanas, incluyen espacios amplios y señalizados para realizar las colas, control permanente del aforo, obligatoriedad de medidas de protección en todos los vendedores, medidas de orden, desinfecciones preventivas frecuentes, y a estas medidas se le sumará un muestreo de pruebas aleatorias a los trabajadores para descartar contagios. Estas pruebas aleatorias constituyen una nueva acción preventiva.

Los protocolos van más allá: señalización para distanciamiento de las personas tanto al ingreso como al interior, limpieza de calzado con alfombras desinfectantes para el ingreso, instalación de lavatorios con jabón y papel toalla para el lavado obligatorio de manos al ingreso y en diferentes puntos con afluencia del público, toma de temperatura a todos los visitantes, suministro de alcohol en gel, obligatoriedad de uso de mascarilla. En puntos estratégicos de las instalaciones, se dispusieron señaléticas y elementos de comunicación para reforzar las buenas prácticas necesarias y las medidas de prevención, acompañado de un plan de comunicación para generar hábitos saludables en nuestros clientes.

Para la futura apertura de zonas adicionales como las de retail moderno o la zona outlet, también es un factor de seguridad importante que nuestra infraestructura sea abierta, lo cual permite una ventilación y circulación constante de aire.

“Minka tiene la gran ventaja de ser una ciudad comercial abierta, lo que la hace mucho más segura que los centros comerciales cerrados. Nuestra idea fue superar los parámetros establecidos por las autoridades”, añade Moncada.

Además de todo ello, se han incrementado significativamente los recursos destinados a limpieza y desinfección. Las desinfecciones generales preventivas son frecuentes, y cada tienda debe aplicar protocolos internos adicionales de desinfección con énfasis en mostradores, probadores, POS, estantes y todo objeto que pueda estar en contacto con las personas.

“Para que el público esté tranquilo, debe ser claro y visible que contamos con altas medidas de bioseguridad, y que todas nuestras tiendas han adaptado de la misma manera sus instalaciones. Sabemos que seguiremos teniendo un papel importante que cumplir, y la prioridad es ofrecer un lugar seguro y una experiencia tranquila a nuestro público. Estimamos que el sector irá recuperando dinamismo de manera paulatina. Lo que nos toca es estar listos con mucha anticipación”.