La Libertad: Luego de cinco años sector construcción empieza a recuperarse

El sector construcción en La Libertad empieza a recuperarse luego de cinco años de desaceleración. Durante el 2019 alcanzó un crecimiento de 20.9% respecto al año anterior, sostiene la Oficina de Información Empresarial de la Cámara de Comercio de La Libertad (CCLL).

Ello, explicado por la ejecución de proyectos inmobiliarios, principalmente en las urbanizaciones de California, El Galeano y El Golf, obras públicas vinculadas a la rehabilitación y recuperación de la transitabilidad, otras de transporte y servicios básicos como luz, agua potable y alcantarillado.

El 2014 experimentó una caída de -4.6 %, el 2015 de -3.9 %, el 2016 de 5%, el 2017 de -1.2 % y el 2018 de -2.1%.

En el 2009, La Libertad se ubicaba en el puesto seis en el ránking nacional de despachos de cemento, impactando no solo en dicho sector sino contribuyendo con la dinamización de una serie de industrias involucradas, como transporte, salud, manufactura, entre otras.

De esta manera, representaba una importante fuente de dinamismo económico regional.El presidente del Comité Gremial de Industria de la Construcción y empresas conexas de la CCLL, Felipe Carrión Buchhammer, manifestó que si bien La Libertad destaca por su potencial agrícola es necesario resaltar también los avances de la construcción y su aporte al desarrollo de la región.

“La Libertad tiene la particularidad de que el sector agrícola y sus exportaciones han contribuido con el crecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) regional y, por lo tanto, también conlleva a una importante inversión en el sector construcción año a año, a través de obras civiles como canales, almacenes, reservorios, oficinas, etc”, expresó.Asimismo el vicepresidente del mismo comité de la CCLL, David Fhon Garrido, declaró que el sector se mueve hacia oportunidades de negocios que van de la mano con la búsqueda de una mayor productividad y rentabilidad.

Claves

Las empresas de este sector, en el período 2018-2019, centraron su atención en el producto estrella del Fondo MiVivienda: Techo Propio, que conjuga la combinación perfecta: demanda potencial insatisfecha e intervención del Estado como soporte social; y, desde luego, una industria de la construcción ávida de contribuir al desarrollo y crecimiento de un sector, dijo Garrido.