Moody’s: medidas del Gobierno tendrán impacto positivo en la economía

Las medidas del plan económico del Gobierno anunciadas por el primer ministro Vicente Zeballos la semana pasada, son positivas para impulsar la economía peruana y tendrán poco impacto fiscal, señaló hoy Moody’s Investors Service.

“Las medidas son positivas para la economía y deberían ser marginalmente estimulantes”, subrayó.

Refirió que el pasado 30 de octubre, el primer ministro de Perú, Vicente Zeballos, presentó medidas para impulsar el crecimiento económico y acciones sociales para ayudar a los sectores vulnerables del país.

“Si bien nuestro pronóstico prevé un déficit fiscal del 2% del PBI para el 2019, el fuerte crecimiento de los ingresos y los gastos contenidos durante todo el año proporcionan a las autoridades un amplio espacio fiscal para promulgar las nuevas medidas de gasto y cumplir, o superar marginalmente, nuestro pronóstico de déficit”, explicó.

Asimismo, indicó que en un momento en que las protestas sociales afectan a América Latina, las medidas anunciadas por Zeballos incluyen un aumento del salario mínimo y las pensiones vigentes a principios de 2020.

“Otras medidas que entrarán en vigencia de inmediato incluyen recortes de precios de medicamentos para los pobres, medidas de desgravación fiscal para los consumidores, así como 4,000 millones de dólares para el plan de inversión pública destinado a reactivar varios proyectos de infraestructura”, agregó.

Al respecto, Moody’s señaló que las medidas tendrán un impacto fiscal limitado para el país, como el aumento del salario mínimo porque es pequeño y pocos trabajadores del sector público ganan el salario mínimo.

También indicó que el estímulo a la inversión pública ayudará a estabilizar la actividad económica dado el menor crecimiento en los sectores primarios este año

Sin embargo, advirtió que el impulso de la inversión se verá limitado por problemas de ejecución de larga data relacionados con problemas legales, expropiaciones e investigaciones de corrupción, así como fallas de diseño y articulación de proyectos.

Impacto en el sistema financiero

Moody’s consideró que las medidas anunciadas son positivas para los bancos peruanos porque un crecimiento económico más dinámico aumentará la demanda corporativa de crédito y los planes de acción social aliviarán a los hogares endeudados y limitarán las posibles morosidades de los préstamos.

Refirió que la demanda de crédito de empresas y pequeñas y medianas empresas (PYME) está más correlacionada con el desempeño macroeconómico del país que con los préstamos al consumidor.

También indicó que, a lo largo del año, la crisis política afectó el sentimiento empresarial, la inversión y la actividad económica general.

Refirió que a principios de octubre revisó el pronóstico de crecimiento del PBI de Perú y proyectó una expansión de 2% en 2019 y al 3% en 2020.

Asimismo, señaló que el crecimiento de los préstamos corporativos se desaceleró a 4.9% en septiembre de 2019 desde alrededor del 10% del año anterior, principalmente debido a una desaceleración en la demanda de préstamos de los sectores comercial y manufacturero, que representa el 45% de los préstamos corporativos.

Indicó que la exposición de los bancos peruanos a industrias que son sensibles a los ciclos económicos, como los bienes raíces y la construcción, o que son vulnerables a las conmociones externas, como la minería y la agricultura, comprende solo una parte modesta de las carteras de préstamos bancarios, que protege los riesgos de los activos bancarios de un percance externo.

“A pesar del crecimiento más lento de los préstamos corporativos, los préstamos al consumo aumentaron casi un 12% a partir de septiembre de 2019 desde septiembre de 2018, y esperamos que el aumento continúe a un ritmo similar debido a las bajas tasas de interés y los incentivos sociales recientemente anunciados que podrían aumentar el poder adquisitivo de los hogares”, explicó.

Moody’s estimó que el Banco de Crédito del Perú se beneficiará más de los incentivos económicos porque tenía una gran participación del 50% en el total de préstamos al sector corporativo del Perú a setiembre del 2019.

Deuda de hogares

También indicó que la deuda de los hogares ha aumentado constantemente a una tasa de crecimiento anual compuesta de 6.4% desde el 2010. Aunque la deuda de los hogares alcanzó una deuda promedio récord de 22,300 soles (6,700 dólares) en agosto, el nivel permanece por debajo de los países pares.

Según el regulador bancario del Perú, más de una cuarta parte de los ingresos de los hogares están gravados con el servicio de una deuda.

“En un escenario de disminución de la expansión económica, la alta deuda de los hogares podría aumentar los préstamos morosos de los bancos y los costos de aprovisionamiento que presionan los fundamentos de los bancos”, dijo.

“Esperamos que las nuevas medidas sociales y económicas limiten los riesgos para los bancos que están más expuestos a las carteras de consumo e hipotecas, como Scotiabank Perú y Banco Internacional del Perú – Interbank”, agregó.

Finalmente, indicó que el Scotiabank tenía el 20% de los préstamos de consumo de todo el sistema a septiembre de 2019, lo que representa aproximadamente el 40% de su exposición total a préstamos; y el Banco Internacional del Perú tenía el 18% de los préstamos de consumo de todo el sistema a la misma fecha, que representaban aproximadamente el 55% de sus exposiciones totales.